Córdoba Romana, Córdoba Árabe y Córdoba Judía: Gastronomía

5 marzo, 2018
Enamórate de la ciudad que brilla
2 marzo, 2018
Curiosidades de la ciudad de Medina Azahara
7 marzo, 2018

Córdoba Romana, Córdoba Árabe y Córdoba Judía: Gastronomía

Si bien conocemos Córdoba por sus monumentos, por ser ciudad patrimonio de la Humanidad, sus patios y otras tantas cosas, no podemos olvidarnos de la gastronomía cordobesa. Seguro que hay muchos que les gusta hacer turismo gastronómico, un tipo de turismo enriquecedor y que sacia todos los apetitos. Para ello, hay que adentrarse en la cultura de la ciudad ya que sus recetan forman parte de la misma. La cocina cordobesa nos deleita, como nos indica el título de capital iberoamericana de la cultura gastronómica que ostentó en 2014, a cada bocado.

Y no es casualidad tal riqueza en la gastronomía cordobesa, ya que toda ella se ha nutrido durante siglos de las diferentes culturas que han dejado su huella en nuestra ciudad. Puede que nunca os hayáis parado a pensar quién inventó una u otra receta, o cómo ha llegado hasta nosotros ingredientes de lugares tan lejanos pero muy comunes en la gastronomía cordobesa. Hagamos un repaso de algunos de nuestros platos y nos llevaremos alguna que otra sorpresa.

Por ejemplo, ¿sabíais que uno de los posibles orígenes del gazpacho es el romano? Al igual que las gachas, aunque evidentemente hasta ahora se han incluido más ingredientes como el tomate y conocemos muchas más variedades. Y el membrillo, ya conocido también en época romana. De los árabes tenemos en nuestra gastronomía cordobesa muchísimos ingredientes y formas de cocinar, por ejemplo las legumbres y las especias. Ahora bien, el ingrediente estrella es, sin duda, la berenjena. De hecho hoy en día podemos apreciar las berenjenas a la miel de caña o incluso el pisto, que podría ser un derivado de la “alboronía”, un plato de nuestra época árabe a base de berenjenas. Otro ingrediente clave es la miel. Y ya que nos ponemos dulces, no podemos olvidar nuestro postre por excelencia: el pastel cordobés. Está hecho con hojaldre relleno de cabello de ángel y canela. De hecho, la cidra cayote de dónde se obtiene el cabello de ángel es un producto originario de África e importado por los árabes. Hoy en día este pastel contiene manteca de cerdo porque su elaboración fue modificada bajo manos de los cristianos. De la presencia sefardí, tenemos también muchos dulces a base de almendra sobre todo, y un plato que se conoce con el nombre de ‘adafaina’, un cocido a base de garbanzos, patatas, carne, huevos, cebolla y especies.

Comments are closed.