Qué monumentos ver en Cádiz

Cádiz está de moda. Por su clima, su posición privilegiada, sus monumentos, su huella histórica, sus equipamientos culturales, sus playas, su gastronomía y la calidez de sus gentes. Hay muchos sitios, de gran y espectacular patrimonio, que merecen ser visitados en esta ciudad maravillosa. Desde la Catedral hasta los castillos de Santa Catalina y San Sebastián pasando por el Teatro Romano o el Gran Teatro Falla, sin olvidar otros puntos de interés como la Torre Tavira, la iglesia de San Antonio de Padua o el Museo Arqueológico y de Bellas Artes de Cádiz.

Esta ciudad pequeña, en la que todo queda relativamente cerca, alberga numerosas joyas arquitectónicas y de interés cultural. Desde Oway os lanzamos este órdago: ¿cuántos de estos tesoros podréis llegar a visitar? Todos y cada uno de ellos tienen sus particularidades, sus historias y su precioso capital artístico. ¿Estás preparado para el recorrido? Empecemos.


La Catedral, la casa del culto

Se la conoce por muchos nombres. Santa Cruz sobre el mar, Santa Cruz sobre las Aguas o también conocida como la Catedral Nueva aunque la avalan 116 años. Se comenzó a construir con un estilo barroco y se terminó virando hacia el neoclásico, en su fachada, torres y cúpulas, así como en la mayoría de los retablos y el altar mayor. Ya solo contemplando la Catedral desde su exterior es una delicia. Porque su fachada principal es imponente y está llena de movimiento con sus formas cóncavas y convexos, y sus tres sobrios pórticos. Además, uno de sus elementos exteriores más característicos, es la Torre del reloj, desde donde se puede apreciar una vista completa de toda la ciudad y de su horizonte mezclado con las aguas del Atlántico. Por dentro, majestuosidad, religiosidad y culto a sus obras pictóricas, capillas y santuarios. Una auténtica gozada.

Gran Teatro Falla, sede del Carnaval

De exterior de ladrillo rojo decorado con arcos de herradura y estilo neomudéjar y de interior árabe con gran riqueza y colorido. Así aparece este Gran Teatro que es la sede del concurso de agrupaciones del Carnaval de Cádiz, así como del Festival de Teatro Iberoamericano. Muchas de las manifestaciones artísticas que recorren la ciudad acaban desembocando en este epicentro cultural de primer nivel. Se llama así este Teatro en honor al insigne músico gaditano que es hijo predilecto de la ciudad.

Castillo de Santa Catalina, fortificación junto a la Caleta

En el pasado, se levantó para defender uno de los frentes más vulnerables de acceso a Cádiz: el punto de entrada marítimo de la playa de la Caleta. Constituye una muestra de la arquitectura militar que ha llegado hasta nuestros días sin grandes cambios significativos, prácticamente inalterable. En la actualidad, el Castillo de Santa Catalina se ha convertido en un gran espacio cultural, muy polivalente, que incluye talleres, salas de exposiciones y sirve de telón de fondo para albergar conciertos y actividades veraniegas en su patio de armas. Y cuenta con las tremendas vistas de la playa de la Caleta.

Castillo de San Sebastián, una subciudad de cine

Un auténtico tesoro perfectamente conservado. Una fortificación que se adentra en el mar, en el espigón de la playa de la Caleta, y que ha sido reparado y rehabilitado a propósito de convertirlo en un lugar imprescindible para su visita tanto para los autóctonos como para los viajeros. Se trata casi de una especie de subciudad amurallada, dentro del mar, totalmente mezclada con su contorno marítimo, y que parece sacado de una buena película de Hollywood. Verte paseando hacia dentro del mar y contemplar la ciudad desde el castillo son experiencias que sin duda has de probar.

Teatro Romano

Se trata de uno de los más antiguos de la península. De rasgos muy arcaicos, con gradas enclavadas en la roca y de perfil parabólico, y con una superficie que se asienta sobre un desnivel de terreno. Todo esto acaba por conferir un atractivo especial a este Teatro Romano que se construyó hacia el año 70 a.C. y que ha ido pasando diferentes etapas de saqueo, erosión y choques culturales. Una cita con la historia y la arquitectura romana.

Puerta de Tierra

Un elemento de gran importancia patrimonial e histórica para Cádiz. Su bóveda central, su torreón y el paseo superior. Son los pilares de esta Puerta Tierra que tiene su fecha de construcción y ampliación en el siglo XVIII. La fachada imponente y majestuosa cuenta con un elegante pórtico de mármol a modo de arco de triunfo que preside el monumento. Y a ambos lados, baluartes de San Roque y Santa Elena. Además de las zonas mencionadas habilitadas para la visita, este monumento también acoge las dependencias del Museo Taller Litográfico y el de Títere.

Monumento a las cortes de Cádiz, belleza y majestuosidad

Construido en la segunda década del siglo XX, y situado en la plaza España, pretende rendir homenaje a este punto tan crucial y culminante de la historia en que se aprobó una Constitución muy trascendente en el 1812. Para hacerlo, han levantado un conjunto de grandes proporciones con forma de hemiciclo, metáfora de la actual Cámara Legislativa. Además, está rodeada de jardines que acaban por escenificar un conjunto sumamente atractivo.

Oratorio de San Felipe Neri

A finales del siglo XVII, el alarife Blas Díaz creó un templo de oración dedicado a San Felipe Neri. Un entorno de planta elíptica con decoración barroca del más alto nivel. Su espectacular retablo es solo una muestra del cuidado trabajo llevado a cabo por los arquitectos, y enmarca una magnífica imagen de la Inmaculada Concepción, obra de Murillo; una pieza maestra del pintor. Pero además de ser uno de los edificios con mejor decoración, se trata de un lugar que marcó la historia reciente de España. En el exterior, unas lápidas recuerdan uno de los acontecimientos más importantes del siglo XIX: el 19 de marzo de 1812 este fue el lugar en el que las cortes promulgaron la Constitución Política de la Monarquía Española. Una visita que mezcla el gusto por el arte barroco y por la historia de nuestra nación.

Más Guías de interés