¿Qué Ver y Hacer en la preciosa ciudad de Tanger? | OWAY Tours

Tánger

 

En el norte de Marruecos, la ciudad de Tánger es una ciudad que invita a visitarla. En sus costas, donde convergen las aguas del Mediterráneo y del Atlántico, descubrirá una auténtica ciudad influenciada por todas las culturas que han pisado su suelo.

Una ciudad que es más grande de lo que parece, con casi un millón de habitantes. Situada junto al estrecho es una de las ciudades más grandes de Marruecos. Además, tiene el puerto más grande de todo el país. 

Debido a sus conexiones con Europa, a través de España principalmente, es una ciudad muy cosmopolita, donde puedes encontrar planes y personas para todos los gustos. Aunque puede ser un poco más cara que otras partes de marruecos, debido al cambio de moneda es un destino bastante económico.

Te traemos toda la información necesaria para que conozcas y planifiques tu visita a la ciudad. Así la disfrutarás aún más.

Historia de Tánger

Por Tánger han pasado numerosas culturas, los primeros, fueron los fenicios. Estos la llamaron Tingis, como la diosa que, según la leyenda, separó África y Europa, creando el estrecho. Además de los fenicios, pasaron otras culturas como los romanos o los vándalos, de los que quedan aún restos arqueológicos. Después de estas tres culturas, hacia el 705 D. C. llegaron los árabes, los mismos que unos años después llegaron a España.

Muchos años más tarde, tras pasar por las manos de portugueses y británicos, un sultán marroquí tomó el control de la ciudad. Esta fue la gran época de Tánger, con la llegada de una gran variedad de visitantes occidentales, exiliados, artistas y todo tipo de gente, lo que le confirió a esta ciudad un carácter único, que aún hoy perdura.

Tras algunos años de declive, con la independencia de Marruecos, en la que pasó a ser una ciudad no muy deseada por el turismo, ahora Tánger es una de las ciudades más bonitas y diferentes de esta zona. No os decepcionará.

Historia de Tánger

Qué ver en Tánger

La Kasbah de Tánger

Uno de los lugares más antiguos de la ciudad. Es una antigua ciudad amurallada, llena de callejones estrechos, cada cual con más encanto. Disfruta del placer de perderte en estas calles y recorrer toda esta zona sin saber dónde vas a aparecer. Esto es parte de la diversión de esta ciudad y así descubrirás algunos de los rincones más bonitos.

Además, puedes probar muchos de los platos típicos de esta ciudad en algunos de los restaurantes y locales que encontrarás escondidos en sus calles. También puedes encontrar plazas escondidas, tiendas de artesanía típica y casi cualquier cosa que no te esperas.

Por si todo esto no fuera ya increíble, además, las vistas del resto de la ciudad desde algunos puntos de la Kasbah son, cuanto menos, espectaculares. Piérdete en esta parte de Tánger y disfruta de una ciudad mágica, que tiene muchísimo que ofrecer.

Kasbah de Tánger

Gran Mezquita de Tánger

Al igual que la ciudad, la mezquita tiene una historia única. Por este lugar han pasado tantas culturas, historias y personas, que es difícil llevar la cuenta. 

Lo que primero fue un templo romano, se convirtió en una mezquita con la llegada de los árabes. Después, con los portugueses y los británicos, se convirtió en una catedral. Volvió a ser de nuevo una mezquita y también una iglesia más tarde, hasta ahora, que ha vuelto a ser una mezquita, la principal de Tánger. 

Como puedes ver, la historia de este edificio es tan larga y variada como la de la propia ciudad. Esto hace de esta mezquita un lugar impresionante y con un valor increíble a nivel arquitectónico.

Gran Mezquita de Tánger

Las Cuevas de Hércules

Estas cuevas, situadas en los alrededores de la ciudad, son uno de los secretos de esta zona. Antes de bajar a las cuevas, disfruta de las vistas del estrecho, que se pueden ver desde el cabo, el hermoso Cap Spartel.

Después de pasear por este cabo, disfrutar del faro y de las vistas del estrecho, puedes bajar a las cuevas. Estas cuevas esconden muchos secretos, más de los que te esperas. Fueron habitadas en la prehistoria y tienen algunas creaciones geológicas que te dejarán con la boca abierta.

Cuevas de Hércules Tánger

La Galería de Arte de Medina

Este lugar es para los aficionados al arte, aunque seguro que aquellos que no saben tanto también lo disfrutan. Estas galerías de arte contemporáneo, que abrieron sus puertas en 1999, exponen obras de artistas muy conocidos y de otros no tanto. 

Sin duda alguna, una visita no tan típica que merece la pena. Te sorprenderá más de lo que crees y te enseñará un punto de vista diferente, más contemporáneo, de esta ciudad en la que el arte sale de todas las esquinas.

Galería de Arte de Medina

El antiguo Barrio Español

Este lujoso barrio aún mantiene una estrecha relación con nuestro país, pues aquí se encuentran algunos centros de enseñanza de español, como el Instituto Cervantes, y también el Consulado de España

Si empiezas el paseo por esta parte de la ciudad, puedes llegar al barrio americano y al británico, donde podrás ver numerosas villas. Además, si continúas, te encontrarás con una parte de la ciudad muy diferente. Una zona mucho más abierta, con grandes mansiones, es lo que verás aquí. 

Maravíllate con el lujo de esta zona y, de nuevo, descubre otra cara de la ciudad de Tánger, imprescindible para conocer esta ciudad.

Barrio Español de Tánger

Qué hacer en Tánger

Tomar algo en el Café Hafa

Mientras paseas por la Kasbah, puede que te entre ganas de tomar algo. Como ya hemos dicho, puedes encontrar muchísimos lugares escondidos en los que probar comida y bebidas locales, pero sin duda, este café es de los mejores

Muy lejos de lo que puede parecer desde fuera, que no parece que sea gran cosa, sus terrazas y las vistas hacia el mar no te dejarán indiferente. Situado en una de las partes más altas de la Kasbah, es un lugar único para disfrutar de algunas bebidas y comidas locales. 

Además, este café no sólo es famoso por esto. Este café es muy conocido porque algunos artistas como los Beatles o los Rolling Stones han pasado por aquí. Disfruta de las vistas y tómate algo en uno de los lugares más emblemáticos de Tánger.

Café Hafa

Ir a la playa

Hemos repetido en este post muchas veces que las vistas hacia el mar y estrecho son impresionantes en algunos puntos de la ciudad. Donde hay mar hay playa y si hay playa siempre puedes disfrutar de un día relajante bajo el sol. 

Disfruta del mar, de la arena y del sol o pasea junto al sonido de las olas durante el invierno. Un día relajante junto al mar siempre es una buena opción para desconectar y descansar.

 
 
Excursión por los Pueblos Blancos 65€ Reservar

Pasear por la Medina

Disfruta y para en todas las tiendas artesanales y experimenta cómo vive y trabaja la gente de Tánger. Este lugar de sinuosas calles en el Kasbah, es el lugar perfecto para perder la noción del tiempo, aprender de la cultura marroquí y adquirir algunos recuerdos de tu visita en alguna de las tiendas de artesanía local.

Este paseo que empieza y termina en la mezquita te enseñará alguno de los detalles más escondidos de la ciudad, que se reservas solamente para aquellos dispuestos a mirar.

Pasear por el puerto y el paseo marítimo

El puerto de Tánger es uno de los más transitados y conocidos de la zona. Este punto es vital para la comunicación con Europa. Siempre es increíble ver como llegan y se marchan los barcos y admirar las vistas del estrecho y de la playa. Para completar tu visita en Tánger, contamos con visitas guiadas la Catedral de Cádiz, aprovechando que tenéis que coger el Ferry para poder ir a esta preciosa ciudad.

Puedes llegar al puerto paseando por el paseo marítimo, un paseo que merece la pena hacer con el atardecer, pues la luz es increíble y hará que tu visita sea aún más impresionante.

Puerto y paseo marítimo de Tánger

Como llegar a Tánger

A Tánger es muy fácil llegar, especialmente desde España. En primer lugar, puedes ir en avión. El aeropuerto de Tánger es uno de los más grandes y conocidos del norte de África. A él llegan vuelos procedentes de muchos lugares, incluido desde casi todos los puntos importantes de España. 

Por otro lado, puedes ir en Ferry. Desde el puerto de Tarifa parten numerosos barcos hasta la ciudad de Tánger. Estos suelen ser económicos y el trayecto no suele durar más de una hora. Sin duda la mejor opción si puedes llegar fácil y rápido a Tarifa. Recordamos que contamos con Free Tours en la ciudad de Cádiz.

Curiosidades sobre Tánger

  • Que no te dé miedo ir a Tánger, además de ser una ciudad preciosa, con un encanto y una luz única, te hará sentir como en casa. Normalmente, cuando uno viaja, una de las cosas que más miedo dan, es que no te entiendan. El idioma es algo importante, porque todos necesitamos ayuda a veces, pues no te preocupes, no tendrás problema con el idioma, porque, aunque el oficial sea el árabe, casi todo el mundo entiende y habla el español.
  • El regateo es casi como el deporte de la ciudad. Esto es aplicable prácticamente a todo el país. En Marruecos, si no aprendes a regatear, no sabes comprar. El regateo es un arte, un arte que sólo se puede aprender con la práctica y observando a los que mejor lo hacen, aprende a regatear en las calles de esta ciudad.
  • Como hemos dicho, la ciudad de Tánger es la puerta de Marruecos a Europa. Es visitada por aproximadamente 12 millones de turistas al año y la han pisado y han hablado de ella numerosas personalidades famosas. Por esto y por su propio carácter, la ciudad de Tánger es una ciudad muy internacional y acoge algunos eventos musicales y culturales espectaculares. Algunos de ellos no te los esperas, como el Festival Internacional de Flamenco, que se celebra a principios de Septiembre.
  • Es una ciudad cargada de arte, en la que además se han rodado películas muy famosas, como 007 Alta Tensión o el Ultimatum de Bourne ¿serás capaz de reconocer en qué parte de la ciudad?
  • Además de eventos culturales, en Tánger se celebra la feria del turismo más grande de toda África, la Tánger Turismo Expo. Una exposición en la que se reúnen más de 500 expositores y a la que acuden altos ejecutivos de más de 90 países.
  • Numerosos pintores famosos han dejado su huella y han pintado esta ciudad que, como dijo Delacroix, “tiene un cuadro en cada rincón. Entre otros, encontramos a Matisse, Torres, Mcbey, etc. Además de pintores, también algunos escritores han hablado de ella, algunos tan famosos como Paul Bowles.