La Sinagoga de Córdoba

 

 

La Sinagoga de Córdoba es uno de los monumentos menos conocidos de la ciudad, sin embargo, tiene una gran importancia histórica, artística, y tuvo también una gran importancia social y política en su momento y, además, es el único edificio de estas características que se conserva en Andalucía. 

Historia de la Sinagoga de Córdoba

La Sinagoga de Córdoba fue construida en estilo mudéjar y es la única sinagoga que existe en toda Andalucía, además de ser una de las únicas tres sinagogas de esta época conservadas en España. Fue construida en el año 1314 por el alarife Isaq Moheb, y en el año 1885 fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento. Se ubica en el centro histórico de la ciudad de Córdoba, enclave que se declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 1994. 

historia de la singagoga de cordoba

Tras la expulsión de los judíos en 1492 por la promulgación del Edicto de Granada el edificio fue transformado en hospital de hidrófobos. Pero no fue ese el único uso que se le dio a la antigua sinagoga que también fue convertida en ermita donde asentó su cofradía el gremio de zapateros, y escuela de párvulos hasta 1884, cuando fueron descubiertas unas inscripciones que dieron lugar a un profundo proceso de restauración. 

Tras el descubrimiento de las inscripciones, en el año 1885, se declaró Monumento Nacional. A partir de ese momento el monumento pasó por varias fases de restauración, de la mano de Félix Hernández en 1928, se inició una segunda restauración en 1977 hasta conseguir la reapertura en el año 1985, y en 2017 fue cerrada al público para realizar una nueva restauración, abriéndose de nuevo en 2018. 

Partes de la Sinagoga de Córdoba

Patio y entrada

Al patio se accede desde la calle a través del muro este y su superficie es de 25 m2 aproximadamente. Las paredes que rodean el patio son de unos 5 m de altura en los muros norte y occidental, mientras que en el sur es de unos 3,5 m, y en la pared oriental unos 6 m, y es esta la que contiene la entrada. Debido a estas dimensiones el patio tiene una planta trapezoidal, algo bastante inusual en este tipo de arquitectura. 

La entrada hacia la sinagoga se encuentra en la fachada que da al muro norte del patio y está compuesta por tres vanos: una puerta y dos ventanas. En la entrada encontramos un habitáculo que alberga en su interior una escalera, que da a la galería de mujeres. Históricamente, la entrada cumplía las funciones de guardarropa y de maskiita, es decir, de alberca para abluciones. 

Patio y entrada de la sinagoga de cordoba

Mikvé

Es la zona donde se realizaban las abluciones, es decir, los baños rituales de purificación antes de la liturgia en el judaísmo. Son pilas donde cabe un cuerpo entero, ya que la construcción de este tipo de zonas se hacía bajo unas reglas estrictas, y no se permitía que se estancara el agua, por lo que se ubicaban en lugares con buena canalización para que el agua se renovase constantemente. 

Este solar fue adquirido por la Junta de Andalucía en 2008 con la intención de crear un centro de interpretación de la sinagoga, de manera que pudiese atenderse a todos los turistas que iban anualmente. Tras diversas catas arqueológicas, se descubrió que existía el mikvé, coetáneo a la sinagoga, además de una escuela talmúdica, lo que develaría que el complejo de la sinagoga era de grandes dimensiones.  

Sala de oración

La sala de oraciones es la de mayor dimensión de toda la sinagoga, aunque es bastante moderada en comparación con los volúmenes de los hogares y edificaciones de la época. Su planta es rectangular y tiene un techo de gran altitud, de unos 11 m aproximadamente. Su cubierta es de artesonado, en el lado oriental encontramos el tabernáculo, un espacio que se reserva para la Torá, y está coronado con arcos polilobulados que se enmarcan en un alfiz, y su alrededor está decorado con lacerías. Al lado opuesto al tabernáculo encontramos un nicho con un solo arco, también polilobulado y apuntado, donde se encontraba el retablo de Santa Quiteria. 

 

Sala de Oracion de la Sinagoga de Cordoba

Galería de mujeres

Sobre el vestíbulo encontramos la sección de mujeres de la sinagoga, y sus dimensiones son las mismas que las del vestíbulo. Algunas de estas medidas sugieren que esta parte fue añadida a la sinagoga con posterioridad al resto de la estructura. Está compuesta por tres grandes arcos entrelazados, que se ubican en dirección al santuario, y están decorados con estuco y con celosías, algo muy común en las características de las sinagogas sefardíes. En los arcos encontramos también inscripciones en hebreo y patrones geométricos muy elaborados. El arco central tiene una decoración distinta a los exteriores, además de mayor altura ya que estaba habilitado como entrada. 

Galeria de las Mujeres Sinagoga de Cordoba

Curiosidades sobre la Sinagoga de Córdoba

Las dimensiones de esta sinagoga son bastante menores a las de la mayoría de los edificios construidos para albergar esta función. Esto nos puede dar a entender que la construcción de la sinagoga estuvo fuertemente influenciada por los cristianos que gobernaban la ciudad. Además, esta sinagoga tiene un excelente estado de conservación a pesar de los distintos usos que ha tenido el edificio y de su perduración en el tiempo. Hay numerosos textos e inscripciones que se conservan, aunque no todos han llegado a nuestros días. En el muro sur podemos encontrar fragmentos del libro de los Proverbios, y sobre las puertas encontramos partes del Salmo 122. En los muros occidental y oriental también se conservan algunas inscripciones, pero éstas son de menor calidad. En el muro norte encontramos inscripciones conservadas que hacen alusión al cuarto verso del Cantar de los cantares. Algunos de los textos conservados son: “estoy construido como torre del Mesías”, “doblemos la rodilla ante el señor” o “Señor con alegría, entrad en su presencia”. 

Curiosidades de la Sinagoga de cordoba

Horarios para visitar la Sinagoga de Córdoba

Dependiendo de la época del año en la que queramos visitar la sinagoga podemos encontrar distintos horarios. Desde el 16 de septiembre hasta el 15 de junio el horario abarca de 9:00 a 21:00h de martes a sábado. Los domingos y festivos la sinagoga abre de 9:00 a 15:00h, y todos los lunes permanece cerrada, a excepción de los días de fiesta. Desde el 16 de junio al 15 de septiembre el horario es de 9:00 a 15:00, exceptuando los lunes, que permanece cerrado exceptuando los días festivos. 

El precio que se cobra en la entrada es simbólico, siendo gratuita la entrada para residentes en la Unión Europea y, aquellos que no lo sean, tan solo tienen que pagar 0,30€. 

Cómo llegar a la Sinagoga de Córdoba

El acceso a la Sinagoga de Córdoba es sencillo, está ubicada en una de las calles de mayor amplitud y tránsito de la ciudad, concretamente en la Avenida de Conde Vallellano. Se encuentra a espaldas del Hospital de la Cruz Roja, en pleno centro de la Judería. Aparcar en esta zona es bastante difícil, por lo que recomendamos el uso de transporte público para llegar. En caso de querer ir en nuestro vehículo particular, es posible aparcar en el parking de la Avenida de la Victoria o en el de la Avenida del Doctor Fleming. Desde la Plaza de las Tendillas, nos dirigiremos hacia la Calle Jesús y María hasta alcanzar la ubicación de la Mezquita, después nos dirigiremos hacia las calles Conde y Luque y Deanes y nos dirigiremos a la Plaza del Cardenal Salazar, y justo detrás de esta plaza encontraremos la Judería.