¿Qué monumentos ver en Granada?

Granada te va a fascinar. Es una ciudad pequeña pero con una cantidad de atractivos que bien merecerá alargar tu estancia para poder apreciarlo y degustarlo todo. Ya solo con la visita a la Alhambra, establecida de media para verlo todo en 3 horas, uno invierte mucho tiempo. Depende también del grado de interés y de belleza que despierte en el viajero pero ya os aseguramos que será alto, porque la Alhambra es una ciudad palacio que sorprende a cada estancia de su ajardinada y amurallada estructura. Un tesoro del que uno no se cansa de apreciar desde los detalles más escondidos hasta los más superficiales. Encima, desde algunos de los balcones de la Alhambra, se tiene una preciosa vista del Albaicín y el Sacromonte. Los jardines del Generalife son una gozada para la vista, un momento que sin duda querréis inmortalizar.

Son zonas distintas, pintorescas, extravagantes, coquetas, en las que parece que se lleva otro ritmo de vida y de cotidianidad. Atalayas naturales sobre las que contemplar con admiración a Granada, que descansa a sus pies. Subir a la Abadía del Sacromonte y perderse de día en su barrio de flores, callejuelas y largos senderos es un punto atractivo. La Catedral, la Cartuja, la Capilla Real y los baños árabes del Bañuelo completan la oferta monumental de una ciudad religiosa, cruce de grandes civilizaciones y de una belleza arquitectónica sin igual. Disfruta de Granada y déjate imbuir por su increíble espíritu y magia.


La Alhambra, maravilla de la humanidad

Es un complejo fascinante, uno de los monumentos más visitados de Europa y de los más atractivos del mundo. Se considera la decimocuarta maravilla del mundo. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, para visitarla entero se requiere un tiempo aproximado de 3 horas. Está formada principalmente por los jardines del Generalife, los Palacios Nazaríes y la Alcazaba. Sus orígenes datan del siglo XIII cuando el primer monarca nazarí, Mohamed I, estableció ahí su residencia. Recinto inmenso, amurallado, casi una ciudad en miniatura de forma palaciega, lleno de jardines, vegetación frondosa, flores, distintos colores, arcos imposibles, arquitectura árabe, largos caminos, patios interiores, fuentes, espacios de agua, baños, grandes explanadas.

Patio de los Leones, visita imprescindible de la Alhambra

Tan solo poner un pie en esta larga y ancha estancia ya se aprecia su carisma, identidad y personalidad. Todo el mundo que lo visita es consciente de su dimensión y de su belleza. Patio ancho presidido por una fuente con 12 leones, todos distintos entre sí, que dan nombre a esta parte del recinto. Dispone de dos pabellones o templetes, uno exterior y otro interior, al que se accede cruzando las 124 columnas que configuran las bellas galerías porticadas.

La Abadía de Sacromonte corona un barrio con duende

Se sitúa en lo alto de este barrio místico por excelencia como es el Sacromonte. La Abadía está en el monte Valparaíso y nos muestra el pasado cultural y religioso de la ciudad. Lugar de peregrinación, especialmente en la Semana Santa, con mucha gente subiendo al templo para venerar al Cristo de los Gitanos. Un maravilloso complejo artístico, cultural y religioso que corona una visita más que recomendada al Sacromonte. Además, es un mirador natural sensacional, con vistas a la Alhambra y las montañas. Un barrio diferente: de color, de casas blancas, de contraste cultural y con unas panorámicas increíbles.

La Catedral, imponente y atractiva

La primera renacentista de España y la segunda más grande del país. De unas dimensiones extraordinarias, cuenta con un Altar Mayor completamente redondo y sin precedentes en la historia de la arquitectura. Una visita obligada para los devotos y también los que no lo son tanto porque es una joya arquitectónica que bien merece echar un vistazo exterior y también interior porque realmente impacta e impresiona a partes iguales.

La Capilla Real, culto a la sepultura

Se encuentra entre la Catedral, el saliente de la Lonja y la iglesia del Sagrado, en pleno centro neurálgico de Granada. Fue construida por los Reyes Católicos a principios del siglo XVI a propósito de convertirse en el lugar de sepultura de sus cuerpos. Forma parte del conjunto Catedralicio y se halla en una zona privilegiada del centro. De estilo gótico, es otro de los atractivos patrimoniales con los que cuenta Granada.

La Cartuja, una joya del barroquismo

Monasterio que aúna diferentes estilos pero que representa a una de las cumbres de la arquitectura barroca de España. Es una maravilla y bien merece la pena la visita aunque el cansancio pueda aflorar en algún momento teniendo en cuenta la cantidad de atractivos con la que cuenta esta ciudad. El Altar, su Sacristía, el trabajo de la madera, la colección de cuadros de Sánchez Cotán y el carácter barroco en sí del Monasterio corresponden con suma belleza.

Los baños árabes del Bañuelo

Etiquetado conceptualmente en diminutivo al ser de menor tamaño que los baños reales de la Alhambra. Representa de forma gráfica el ritual de limpieza física y espiritual de esa época, así como reproduce fielmente lo que significaban también: puntos de reunión. Y se trata de los baños públicos mejor conservados de la península. Declarados Bien de interés cultural.

Más Guías de interés