La Cartuja de Granada

Sobre los cerros de Aynadamar, podemos encontrar la Cartuja de Granada, un hermoso lugar que se remonta al siglo XVI y del que disfrutarás sin duda en tu visita a la ciudad andaluza. Siendo todo un referente de la última etapa del barroco español, el Monasterio de la Cartuja de la Asunción de Nuestra Señora, será un enclave que te enamorará por la belleza de su edificación y la increíble historia que la rodea y sobre la cual se asienta. 

la cartuja de granada

Historia de la Cartuja de Granada

El Real Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción de la Cartuja se sitúa en la ciudad de Granada, en Andalucía, y originalmente albergó una gran comunidad de monjes cartujos a partir de su fundación en el siglo XVI hasta la primera mitad del siglo XIX, concretamente en el año 1835, cuando se produjo su exclaustración. A pesar de su eclecticismo, mezclando varios estilos en su arquitectura, representa una de las cumbres dentro de la edificación barroca en España. En la actualidad ha sido considerada Bien de Interés Cultural dentro de la catalogación de Monumento histórico-artístico, y pertenece al Tesoro Artístico Nacional desde 1931. 

hisotria de la cartuja de granada

La comunidad del monasterio de Santa María de El Paular decidió que surgiera este monasterio en el año 1458, comenzando su construcción en el 1506 cuando se decidió el lugar de emplazamiento gracias a la cesión del territorio por parte del capitán Gonzalo Fernández de Córdoba, aunque el actual terreno donde se ubica el monasterio no corresponde con el cedido por el capitán, por lo que se desentendió del proyecto. Finalmente, en el año 1516, se reiniciaron las obras que demoraría tres siglos -desde el s. XVI hasta el XIX- en acabar, y sin tan siquiera haber finalizado la construcción del todo. Únicamente se conserva parte de la construcción fechada en esta época, ya que en el año 1842 el claustro y las celdas de los monjes fueron destruidos parcialmente, mientras que la casa prioral fue completamente devastada en el año 1943. 

Su decoración es exuberante y sus espacios de mayor importancia son la iglesia, la sacristía, ambos de autor desconocido, y el sagrario obra del maestro Francisco Hurtado Izquierdo, coronado por una impresionante cúpula que fue pintada por Antonio Palomino. En su interior, el edificio expone una importante colección de pinturas y, entre ellas, podemos destacar las del cartujo Juan Sánchez Cotán. 

Para ser más concretos, el edificio consta de las partes siguientes: una imponente portada realizada en el siglo XVI en estilo plateresco que da acceso a un patio; un claustrillo del siglo XVII con una hermosa arquería de orden dórico; un refectorio de crucería gótica y arcos de medio punto, decorada con las obras de Juan Sánchez Cotán; la Sala de San Pedro y San Pablo o De Profundis, que cuenta con un retablo también realizado por Sánchez Cotán; la Capilla de Legos, que se construyó entre 1517 y 1519 por fray Alonso de Ledesma en estilo gótico, decorada con pinturas de Vicente Carducho; la sala capitular, coronada con bóveda de crucería y cuadros de Carducho; tres capillas situadas en el claustrillo; la iglesia, cuya construcción se inicia a mediados del siglo XVI y no se finaliza hasta principios del XVII, dividida en tres partes y, cada una de ellas, con un acceso diferente; el Sancta Sactorum o Sagrario; y la sacristía, que comenzó a construirse en el año 1727 y no fue terminada hasta el 1764. Está ornamentada de una forma muy rica, convirtiéndose en un digno exponente de la fase final del barroco español. La cúpula fue pintada al fresco por Tomás Ferrer, destacando a distintos fundadores de la Orden de los Cartujos, como San Bruno y San Juan entre otros.  

historia de la cartuja de ganada 2

Horarios para visitar la Cartuja de Granada

El horario de verano y el de invierno son diferentes. En verano, de lunes a domingo, de 10:00 a 20:00h, y los sábados de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 20:00h. Por otro lado, en invierno, de lunes a viernes, domingos y festivos, de 10:00 a 18:00h; los sábados de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00h. 

horarios de visita de la cartuja de granada

Precios para visitar la Cartuja de Granada

Los precios de entrada oscilan dependiendo del tipo de usuario. Por ejemplo, la entrada individual para mayores de 13 años es de 5 euros, e incluye una audioguía de forma gratuita. Por otro lado, si preferimos ir en grupos, el precio es el mismo: 5 euros, y también incluye la audioguía gratuita. Para las visitas de colegios granadinos la entrada es gratuita mientras se haga en horario lectivo y previa reserva. Para las personas con capacidades diferentes >33% la entrada es gratuita. Los estudiantes, a partir de 13 años, además de los escolares y universitarios de hasta 25 años, tan solo tienen que pagar 3,5 euros presentando su carnet de estudiante. Los niños de hasta 12 años entran gratuitamente y, los jueves de 15:00 a 17:00h todos los usuarios pueden entrar sin pagar ningún coste, siempre que se realice una reserva con 24 h de anterioridad. 

precios para visitar la cartuja

Curiosidades sobre la Cartuja de Granada

La Cartuja de Granada se sitúa sobre los cerros de Aynadamar, un lugar que fue de gran importancia para los musulmanes. Está lleno de huertas hermosas y de jardines que se riegan con las aguas que provienen de Alfacar. Allí se asentaron los musulmanes, instalando sus fincas de recreo, y se celebraban grandes fiestas e impresionantes banquetes. Su nombre, Aynadamar, según L. Mármol, significa “Fuente de Lágrimas”, haciendo referencia a la acequia homónima que pasa por allí y trae sus aguas del pueblo vecino, Alfacar, abasteciendo también gran parte del barrio del Albaicín en su recorrido. Actualmente, el entorno ha cambiado de forma radical por la construcción de edificios universitarios y bloques de viviendas. 

Las distintas puertas de acceso que tiene la iglesia del siglo XVI se deben a que una de ellas estaba orientada hacia la entrada de los fieles y, las otras dos, comunicaban directamente con el claustrillo, por lo que eran utilizadas por monjes y legos. La que se sitúa a los pies, en el nártex, está realizada en estilo neoclásico y es de gran sencillez, con un arco de medio punto que se enmarca por columnas jónicas y, en el entablamento, encontramos una hornacina con la imagen de San Bruno.  

El gran capitán, que fue responsable de una primera proyección de la construcción, fue enterrado en el antiguo convento de San Francisco, en Casa Grande, en el año 1515, que actualmente es la Capitanía General. Posteriormente sus restos fueron trasladados al Monasterio de los Jerónimos, pero durante la invasión napoleónica en el año 1810, sus restos fueron hurtados, esparcidos y expoliados por todo el enclave. Un vecino, al darse cuenta, los recogió y conservó hasta que los soldados franceses abandonaron el país en el año 1812. En consecuencia, los restos del gran capitán y del resto de su familia se trasladaron a Madrid con la intención de realizarles un análisis. El Ministerio español quiso construir un Panteón de Hijos Ilustres españoles, pero no se llevó a cabo y los restos se devolvieron a Granada. En la actualidad, los restos de este importante personaje descansan en el Monasterio de la Inmaculada o Monasterio de los Jerónimos.

curiosidades sobre la cartuja