El Palacio de San Telmo

Siempre escuchamos hablar de la Catedral, de la Torre del Oro o del Puente de Triana, pero estos no son los únicos monumentos de la ciudad. El Palacio de San Telmo no es de los más reconocidos, pero es una obra de arte en el centro de la ciudad. Impresiona su grandeza y su belleza, y sus colores cálidos se complementan con la ciudad. Este palacio completa el estilo arquitectónico tan único que tiene la ciudad de Sevilla.

Situado en la Avenida de Roma, el Palacio de San Telmo alberga mucha historia en sus fachadas y en todos sus rincones, y en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este monumento. 

el palacio de san telmo

Historia del Palacio de San Telmo

El día 10 de marzo de 1682 empezaron las obras de construcción del Palacio de San Telmo. Justo al lado del Río Guadalquivir, el primer propósito de este edificio era que fuera la sede del colegio-seminario de la Universidad de Mercaderes. Allí acogían a huérfanos y los formaban como marineros. Más tarde, el Palacio de San Telmo se convirtió en el Colegio de la Marina. El palacio se fue construyendo poco a poco, concretamente en tres etapas. Entre 1730 y 1734, Matías José de Figueroa edificó la portada del Palacio de San Telmo, tan famosa y representativa tanto de la ciudad como de la arquitectura barroca-churrigueresca. En el Palacio de San Telmo encontrarás imágenes de muchos personajes ilustres. La entrada de este edificio cuenta con tres columnas en cada lado y, en la parte de arriba, se construyeron las imágenes de los patronos de Sevilla, San Fernando y San Hermenegildo, guardando la imagen de San Telmo, patrón de los navegantes. No obstante, casi al final de la construcción del palacio se paralizaron las obras por falta de dinero y, más tarde, en los años 40 del siglo XIX dos rayos cayeron sobre el palacio, concretamente en una de las torres y en la portada del edificio. 

historia del palacio de san telmo

En 1849, los duques de Montpensier compraron el edificio y este pasó a ser su residencia oficial. Debido a esto, el palacio dejó de tener su función como Colegio de la Marina. El duque invirtió una gran cantidad de dinero para la renovación del edificio y en esta época se edificaron las estatuas que encontraremos hoy en día en el muro que da a la calle Palos de la Frontera. Cada una de estas estatuas representan un personaje ilustre de la ciudad: Fray Bartolomé de las Casas, Fernando Afán de Rivera y Enríquez, Bartolomé Esteban Murillo, Benito Arias Montano, Luiz Daoíz y Torres, Fernando de Herrera, Diego Ortiz de Zúñiga, Lope de Rueda, Miguel Mañara, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, Rodrigo Ponce de León y Juan Martínez Montañés. Poco a poco también se construyó el interior del palacio: el patio, la capilla, entre otros. En la capilla encontraremos la imagen de Nuestra Señora del Buen Aire, además de otras imágenes. Es considerada una joya del arte andaluz. 

En aquellos tiempos, el palacio contaba con muchas facilidades en su interior, como agua corriente, cuartos de baño, telégrafo y embarcadero propio. Tras la muerte de los duques, el palacio fue donado al Arzobispado y se convirtió en un Seminario, lo que produjo grandes modificaciones en la estructura del edificio. Más tarde, el palacio pasó por otro momento desagradable: un gran incendio destruyó gran parte de su interior; todo por una chimenea en pleno agosto. En 1962, se sometió el palacio a más renovaciones, cambiando aún más su estilo tan representativo. 

Llegó a un punto que el Palacio de San Telmo ya era casi ruina, estaba muy deteriorado. Debido a esto, en 1989, la Iglesia cedió el edificio a la Junta de Andalucía. Se instaló entonces la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Se renovó por completo el Palacio de San Telmo en 2005, obteniendo el edificio que podemos ver hoy en día en Sevilla. 

Curiosidades sobre el Palacio de San Telmo

La portada del Palacio de San Telmo es considerada una de las mejores edificaciones del barroco sevillano y sus colores, albero y color sangre, destacan y acompañan a otros edificios de la ciudad. 

La gran curiosidad sobre el Palacio de San Telmo es la cantidad de renovaciones y desgracias por las que pasó el palacio hasta llegar a día de hoy. Además, se vivieron tantos momentos en su interior, que los podremos ver reflejados en su interior, en sus paredes y todos sus rincones. Durante el tiempo que el edificio fue Colegio de la Marina, acogió a uno de los artistas más reconocidos de la ciudad: Gustavo Adolfo Bécquer. Allí empezó sus estudios de náutica y, según lo que se dice, allí encontró su camino en el mundo de la poesía. 

El homenaje que hicieron los duques de Montpensier a doce sevillanos ilustres, gracias a las manos del escultor sevillano Antonio Susillo, es algo digno de nombrar. Sin embargo, solo nueve de estos personajes eran sevillanos de nacimiento, puesto que los otros tres son de adopción, aunque vivieron en la capital de Andalucía. 

curiosidades del palacio de san telmo

Horarios para visitar el Palacio de San Telmo 

Visitar el Palacio de San Telmo nos ofrece la posibilidad de ver y conocer uno de los edificios más representativos de Sevilla y de Andalucía. Para poder visitarlo tienes que reservar previamente por internet en la página de San Telmo Abierto. Necesitarás registrarte con tus datos para poder reservar. También puedes llamar al 955 001 010 o enviar un correo a santelmoabierto@juntadeandalucia.es. Pincha aquí si quieres reservar por internet. El palacio está abierto los jueves, sábados y domingos. 

horarios del palacio de san telmo

Precios para visitar el Palacio de San Telmo

Lo mejor de visitar el Palacio de San Telmo es que la entrada es totalmente gratuita. Solo tienes que reservar tu entrada en la página que te hemos dicho en el apartado anterior y eso es todo. La Junta de Andalucía, al ofrecer entradas gratuitas, pretende fomentar el turismo y la posibilidad de visitar joyas tan especiales como es este palacio.

precios del palacio de san telmo

Cómo llegar al Palacio de San Telmo

El Palacio de San Telmo se encuentra en una de las mejores ubicaciones. Justo en el centro de la ciudad, cerca de los demás edificios importantes de Sevilla. Es muy fácil llegar al palacio desde cualquier punto. 

Cuentas con muchos aparcamientos cerca del Palacio de San Telmo. Concretamente, hay uno justo en la Avenida de Roma, misma ubicación que el palacio. Por aproximadamente 19€ podrás dejar tu coche aparcado en este parking y no te tendrás que preocupar. Te recomendamos esta opción y que hagas tu recorrido por la ciudad y hasta el palacio andando; Sevilla es una ciudad que hay que recorrerla a pie para apreciar todo lo que ofrece. 

Desde el centro de la ciudad puedes hacer el recorrido andando también, ya que no tardarás mucho tiempo. No obstante, cuentas con varios medios de transporte, como el tranvía, autobús o metro. Solo hay una línea de metro y de tranvía, por eso no te perderás, Independientemente de donde te subas al transporte, te tendrás que bajar en la parada de Puerta de Jerez y seguir tu camino andando; aproximadamente cinco minutos. Si optas por el autobús, la línea más adecuada dependerá de tu ubicación. En la aplicación de Tussam podrás encontrar todas las líneas de autobuses; solo tienes que introducir tu ubicación y dónde quieres ir. Por ejemplo, si decides salir desde las Setas de Sevilla, tendrás que dirigirte a la parada de Menéndez Pelayo, concretamente la de Puerta Carmona, y coger el autobús 21 o el 5 hasta la parada Palos de La Frontera, Puerta Jerez. Después de bajarte solo tendrás que andar un par de minutos hasta el palacio.

como llegar al palacio de san telmo