¿Qué hacer en Sevilla?

Sevilla es una ciudad increíble, con un patrimonio incomparable, pero también esconde una infinidad de rincones, plazas y enclaves que deleitan a los viajeros: Puentes sobre el Guadalquivir, plazas, miradores, palacios, bellezas arquitectónicas como Las Setas, torres que se alzan imperiales, monasterios, ruinas, etc. Su oferta es casi ilimitada, mezclada además con su encanto gastronómico, y añadiendo a la ecuación el turismo religioso para los más devotos. Y para saborear tanto de día como de noche porque, cuando no hay iluminación natural, llega la artificial para provocar espectáculos fascinantes. Sevilla no descansa y satisface todas las necesidades del turista viajero.

En cuanto a las plazas, siempre puntos de encuentro, belleza y desasosiego, destaca la de España, situada en el Parque de María Luisa, la más famosa, pero no podemos olvidar la de América, la de Doña Elvira y Santa Cruz, la de la Virgen de los Reyes y Triunfo o la del Duque-Campana. Sitios preciosos, ajardinados, que rezuman historia y que son un punto de encuentro y descanso ideal para coger fuerzas y seguir disfrutando Sevilla.

Y después está el callejear, el perderse, el recorrer puntos de su casco histórico o de sus barrios llenos de color sin mirar el mapa y sin atender a coordenadas. Una experiencia sin duda placentera y que oxigena porque normalmente estamos pendientes de cubrir todos los puntos de nuestro viaje como si fueran deberes y a veces nos olvidamos de disfrutar. Sevilla, al igual que las principales ciudades del sur, están para ser saboreadas. Al final, encontraréis el momento idóneo tanto en un gran monumento como en una terraza que habéis descubierto tras pasear sin rumbo fijado.


La ciudad y el atardecer desde Las Setas

Desde el mirador de este complejo arquitectónico moderno e innovador se pueden disfrutar de las mejores vistas de la ciudad de Sevilla. Se trata de la estructura de madera más grande del mundo situada en Plaza de la Encarnación y que tiene la forma del hongo que lleva su nombre. Panorámicas de 360º a casi 30 metros de altura para contemplar el esplendor de la ciudad.

El Mercado de Barranco, variedad y calidad

Tiene una sorprendente oferta gastronómica de más de 20 puestos y más de 150 propuestas culinarias para disfrutar de todo el ciclo de la comida: aperitivos, tapas y postres exquisitos y variados. Además, en este Mercado se celebran muchos eventos durante el año. Pensad que el espacio exterior es la Terraza Sojo, que se sitúa en la orilla del rio Guadalquivir. Un sitio apacible para disfrutar de copas y cócteles. El Mercado de Barranco es un lugar histórico diseñado por Gustave Eiffel. Una joya que sigue teniendo un uso increíble para los autóctonos y turistas.

Pedaleo a orillas del Guadalquivir

Sevilla registra casi 70.000 desplazamientos diarios en bicicleta. Lo que nos demuestra que tanto los sevillanos como los turistas adoran las dos ruedas para conectar trayectorias y disfrutar a su vez de la ciudad. La orografía plana, las facilidades que ha puesto el Ayuntamiento (como un carril bici que transcurre por toda la dársena del río) y los servicios de alquileres de bicicletas han contribuido en una gran medida a consolidar Sevilla como una ciudad permeable al uso de las dos ruedas. El pedaleo a orillas del Guadalquivir es sensacional, placentero y propicio para pararse un momento y sacar fotos con el sol cayendo, pero también es un buen recorrido pedalear por el Parque de María Luisa o el Barrio de Triana.

Pasear por el barrio de Triana

Triana es un barrio con todo el encanto sevillano, es el ambiente que lo hace auténtico, porque no tiene gran afluencia turística y es como un pueblo dentro de la ciudad. Se extiende desde la Cartuja hasta el barrio de los Remedios. Uno de los mejores planes al pasear por este lugar es tapear en los bares con vista al río de la calle Betis, además podrás obtener el ángulo perfecto para fotografiar la ciudad. Perderse en el mercado de abastos es otro de los imperdibles, el lugar es perfecto para respirar el ambiente del barrio, además, los puestos están decorados con azulejos sevillanos. Visitarlo es saborear la cultura local.

Visitar el yacimiento de Itálica

Es una antigua ciudad romana situada muy cerca de Sevilla (7 km), de hecho, es la primera fundada en Hispania y también la primera fuera del territorio italiano. Cuna de los emperadores Trajano y Adriano. Los mayores atractivos, que dejan vislumbrar la magnificencia de esta ciudad, son el teatro, en anfiteatro y las mansiones de lujo. Un lugar donde se respira historia y donde la imaginación nos transporta a lugares que en su momento fueron muestra del poderío de un imperio.

Más Guías de interés

[ncarousel id="130"]