Palacios en Córdoba

13 abril, 2018
Media maratón Córdoba 2018
13 abril, 2018
Parques naturales córdoba
19 abril, 2018

Palacios en Córdoba

Córdoba cuenta con varios palacios y casas de carácter antiguo, en particular el Palacio de Viana y el Palacio de la Merced.

El palacio de Viana es una casa señorial desde los siglos XV al XIX. En este magnífico lugar tendrá la oportunidad de visitar una casa aristocrática la cual es a su vez museo. Podrá disfrutar y admirar la vida y los gustos de las personas de clase alta de la época. Transpórtese a otras épocas y disfrute de la vista de los diferentes cueros y guadamecíes, azulejos, tapices, pinturas etc.

La visita al Palacio de Viana se complementaría con doce patios y el jardín. Los patios son unas de las características de Córdoba y una de las razones de más peso para visitar dicha ciudad. Por ello, los patios del Palacio de Viana son un lugar que se debería visitar sin falta. En estos patios se rinde un homenaje, a las plantas, a la luz y al agua. Y son uno de los espectáculos más importantes de la cultura cordobesa.

En Córdoba también podemos encontrar el Palacio de la Merced, actual diputación de Córdoba. En el pasado fue un convento de frailes mercedarios y cuenta con una gran historia a sus espaldas, por lo que es un lugar altamente recomendable para visitar. En este palacio se han encontrado restos de sillares romanos, restos de un baptisterio y de una cripta.

Alrededor del 1700 se construyó en el actual Palacio de la Merced una iglesia de planta de cruz latina inscrita en un rectángulo. Hoy en día se puede disfrutar de la antigua iglesia de la merced dentro de este maravilloso palacio, ya que fue restaurada para su uso. Una vez construida la iglesia, se construyó el claustro y una espectacular escalera de tipo imperial con caja cuadrangular. Esta realizada de diversos mármoles de distintos colores dándole un ambiente de época digno de visitar.

La fachada de este palacio ha sido el que mejor conservación ha tenido en comparación con el interior de este magnífico espacio. Aun así, la fachada sur se creó en 1960 y se encuentra decorada con un gran reloj de sol, obra del mismo arquitecto que realizó dicha fachada.

Este edificio no es solamente una obra arquitectónica con una gran historia y un lugar de visita, sino que también guarda en su interior una serie de colecciones. Las obras que se guardan en este palacio proceden en su mayoría del antiguo convento que había, siendo también estas obras las más antiguas de dicha colección. Entre estas piezas de mayor antigüedad destaca una copa gremial adaptada a copón, obra probablemente flamenca del siglo XVI. En este palacio también podemos encontrar colecciones tanto de pintura como de escultura, destacando entre estos los lienzos traídos del museo de Bellas Artes y las figuras creadas por Mateo Inurria Lainosa. Además de estas obras de carácter más antiguo, también se puede disfrutar de diferentes pinturas del siglo XX.

Un Palacio muy peculiar que esconde no solo su propia historia, sino que también tiene diferentes construcciones arquitectónicas y un gran número de obras de arte de todas las clases. Un lugar que no te puedes perder.

Comments are closed.