El Convento de Santo Domingo de Ronda

El Convento de Santo Domingo, actual Palacio de Congreso de Ronda, fue la sede del Tribunal de la Inquisición durante mucho tiempo, y su construcción se remonta al siglo XVI. Es un edificio cargado de historia, fue un encargo de los Reyes Católicos y ha sido rehabilitado actualmente para dar cabida a las necesidades de reunión de pequeño y mediano tamaño. Además, es posible visitar en la actualidad tanto la zona del claustro como la iglesia, que son las partes del convento mejor conservadas. 

informacion sobre el convento de santo domingo

Historia del Convento de Santo Domingo de Ronda

Fue mandado construir por parte de los Reyes Católicos el 25 de julio de 1485, aunque no se comenzaría a edificar hasta principios del siglo XVI. Fue realizado para la orden de Santo Domingo bajo la advocación de San Pedro mártir. A finales del siglo XVIII se encontraba muy devastado, en un estado lamentable de conservación, y gran parte del convento fue cedido para el ensanche que da acceso al Puente Nuevo de Ronda. Fue en el siglo XIX cuando se privatizó y se instaló una plaza de abastos, para lo cual fue necesario demoler parte del convento. Durante el comienzo del siglo XX sufrió un grave incendio, y en los años 50 pasó a instalarse una cooperativa de carpintería en los restos conservados. Posteriormente fue adquirido por el Excmo. Ayuntamiento de Ronda en la década de los 80, y procedieron a su rehabilitación mediante una intervención que consistió en realizar una nueva edificación a través de los elementos conservados.

El convento originalmente constaba de varias partes: la Iglesia, todavía conservada, era la principal, y se sitúa al sureste. De planta rectangular y dividida en tres naves, siendo la central más ancha y elevada, cubierta por una armadura mudéjar policromada. Las naves se separan por medio de arcos góticos que se sostienen sobre pilares con baquetones y arcos de medio punto, que a su vez descansan sobre pilares rectangulares. La entrada a la iglesia se encuentra en un lateral, introducida por una sencilla portada. El resto del convento conservado es el claustro, formado por arcos de medio punto y apoyados sobre columnas de fuste liso y capitel corintio. 

Las nuevas salas están acondicionadas a la perfección para poder albergar a un número no demasiado elevado de personas, concretamente reuniones desde 10 a 200 personas. Sus instalaciones son versátiles y permiten ser adaptadas a la necesidad de cada acto a celebrar. Han tenido cabida en él congresos, convenciones, jornadas de trabajo, reuniones, cursos, seminarios, foros, ruedas de prensa, exposiciones, presentaciones…

historia del convento de santo domingo

Horarios para visitar el Convento de Santo Domingo de Ronda

Los horarios son de lunes a sábado de 11:00 a 14:00, y de 16:00 a 20:00. Los domingos el horario es únicamente de 11:00 a 14:00. La entrada cuesta tan solo 1€. 

horarios para visitar el convento de santo domingo

Cómo llegar a el Convento de Santo Domingo de Ronda

Este emblemático edificio de la ciudad de Ronda se encuentra situado al borde de la cornisa del Tajo, en un extremo del Puente Nuevo, es decir, dentro del conjunto histórico y, a la vez, muy cercano a la zona comercial de la ciudad. Concretamente, se encuentra en la calle Armiñán 1, en el Palacio de Congresos de Ronda. Por lo tanto, llegar es muy sencillo, ya que se puede llegar a través del transporte público y podemos encontrar lugares para estacionar nuestro vehículo si así lo preferimos. 

como llegar al convento de santo domingo

Curiosidades sobre el Convento de Santo Domingo de Ronda

El convento, fundado por los Reyes Católicos en 1485, conserva la iglesia del primer tercio del siglo XVI, realizada en un estilo gótico-mudéjar, a pesar de que sufrió numerosas reformas, sobre todo en los períodos manierista y barroco. Sus naves, como ya mencionamos, están divididas en tres por arcadas. La nave del Evangelio está separada por tres arcos de medio punto, y los dos más próximos al presbiterio son ligeramente más elevados, soportados por pilares rectangulares con pilastras adosadas. 

La nave central está cubierta con una majestuosa armadura mudéjar, propia de la técnica de carpintería de lo blanco tan expandida por España y Latinoamérica, taraceada y de lazo. La capilla mayor, por su parte, está cubierta por bóveda de crucería con terceletes. El claustro renacentista está realizado con arcos de medio punto y, desgraciadamente, se encuentra en un estado avanzado de deterioro ya que fue donde se instaló la carpintería de la Cooperativa Rondeña del Mueble, como ya mencionamos con anterioridad. 

Tras el abandono definitivo del convento por los religiosos en el año 1836, tuvo diferentes usos: cárcel, cuartel, mercado, taller… Además, presenta varios estilos en una misma edificación: gótico, renacentista y mudéjar son los principales.