logo

¿Cuál es la mejor época para visitar Sevilla?

Sevilla es una ciudad maravillosa para visitar en cualquier época del año. Con sus monumentos, sus iglesias, el Alcázar, el río Guadalquivir, la Torre del Oro y su casco histórico, es muy difícil no enamorarse de ella ya sea la época que sea. Además, los sevillanos siempre están animados, paseando por el centro y llenando los bares. No obstante, hay épocas del año en las que el tiempo no es el más ideal para hacer turismo en Sevilla y otras en las que esta ciudad reluce de una manera especial. Si quieres saber cuáles son las mejores épocas para planear tu viaje a Sevilla, ¡sigue leyendo!

Las mejores temporadas para viajar a Sevilla

Sevilla es una ciudad que en sus meses más calurosos puede llegar a superar los 45°C, una temperatura que no es muy agradable para hacer turismo. Por este motivo, los mejores meses para visitarla son los meses templados en los que aún no hace demasiado calor, como abril, mayo, la primera quincena de junio e incluso septiembre y octubre.

Si eres un devoto de la Semana Santa te recomendamos que visites Sevilla en abril. Durante esta semana, los sevillanos se visten de gala para acompañar a su hermandad y las procesiones son un arte en las que se cuida cada detalle. Te enamorarás de la música, el olor a incienso y la pasión cofrade que viven los sevillanos.

Además la primavera sevillana nos recibe con su característico olor a azahar, un tiempo soleado envidiable y como no, la maravillosa Feria de Abril. La Feria de Sevilla es la feria andaluza por antonomasia y una experiencia que no te puedes perder.

Azahar en Sevilla

Las peores épocas para viajar a Sevilla

Una de las peores épocas para viajar a Sevilla es sin duda durante los meses más fríos y grises, ya que le quitan a esta colorida ciudad parte de su encanto. Estos meses son noviembre diciembre, enero y febrero, así que si estás pensando en visitar Sevilla en otoño e invierno mira bien las predicciones del tiempo.

No obstante, incluso durante estos meses, Sevilla nos sorprende de vez en cuando con día soleados y agradables y, si vienes del norte, probablemente te parecerá que en Sevilla siempre es primavera. Además, si te gusta la navidad y no te importa viajar en invierno, la decoración navideña del centro, los belenes y el ambiente festivo.

Por otra parte, a menos que no estés acostumbrado tampoco te recomendamos visitar Sevilla durante los meses de verano, julio y agosto, en los que la temperatura solo baja de los 30°C a partir de las diez de la noche. Si aún así vas a hacerlo, recuerda ponerte a la sombra, no estar fuera en las horas en las que el sol pega más fuerte y beber mucha agua para no deshidratarte.

Las peores épocas para viajar a Sevilla

Sevilla en Temporada Alta

La temporada alta sevillana coincide con las mejores épocas para visitarla, es decir, las estaciones más templadas: primavera y principios de otoño.

La  reserva de habitación en un hotel o apartamento bien ubicados durante la Semana Santa y la Feria sevillana no es barato, así que prepara tu cartera si esos son tus planes.

La temporada media en Sevilla corresponde a los meses de noviembre, junio y marzo, en los que tampoco hace tanto calor o frío, por lo que son muy buena opción y te costará un poco más barato..

Además, la primera quincena de noviembre coincide con el Festival de Cine Europeo en Sevilla, es un mes que no suele hacer tanto frío o humedad, por lo que puede ser una gran opción para planear tu escapada.

Sevilla en Temporada Alta

Sevilla en Temporada Baja

La temporada baja sevillana son los meses de diciembre, enero, julio y agosto, de los cuales te recomendamos sin duda diciembre, en el que si bien hace frío, podrás disfrutar de la decoración sus calles y el espíritu navideño que se respira en la ciudad y podrás pasear por los puestos de artesanía que colocan junto a la catedral. En caso de que viajes a Sevilla durante la temporada baja de verano, te damos consejos para que lleves el calor y visites la ciudad de la mejor forma posible. En julio y agosto trata de no pasear a las horas más calurosas del día y de hidratarte regularmente. Algunos planes que podrás hacer a pesar del calor son pasear con un helado de alguna de las heladerías del centro; salir a ver la ciudad a partir de las siete de la tarde, pues aún tendrás unas tres horas de luz hasta que se haga completamente de noche; caminar junto al río Guadalquivir para que la brisa del río te refresque, y entrar en los museos y lugares de culto que normalmente cuentan con aire acondicionado.

Sevilla en Temporada Baja

 

Por otro lado puedes consultar toda la información referente a nuestras visitas guiadas en Sevilla en el enlace, y podrás encontrar toda la información referente a:

Y mucho más…

Nuestros tours más solicitados

Artículos relacionados

Ronda es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia malagueña Todos los turistas que la visitan terminan completamente enamorados de ella y es

Es cierto que lo más atrae a los visitantes a Málaga son sus playas el sol el ambiente la diversión y el mar azul Pero esta ciudad

Sevilla es maravillosa no solo por todos sus monumentos sus lugares con encanto sus rincones escondidos o su arte y cultura que hará que no te puedas