Baños árabes de Córdoba

22 febrero, 2018
Curiosidades del Alcázar de Córdoba
22 febrero, 2018
Batalla de las Flores
23 febrero, 2018

Baños árabes de Córdoba

Los baños árabes tienen su origen en época romana, las termas. Eran baños públicos a los que acudían aquellos que no se podían permitir el lujo de tener unos en casa, sobre todo plebeyos. Su función era sobre todo lúdica y de reunión.

El Hammam Andalusí, o baño árabe en Al-Andalus nace de la mezcla de la ingeniería hidráulica romana con los aportes que hicieron a ésta en período islámico. Los expertos hablan de alrededor de 700 baños públicos repartidos por todo Córdoba, los cuales servían tanto para hombres como para mujeres, cada uno en un horario específico. No solo era un lugar de purificación del cuerpo sino sobre todo, y ante todo, un centro social donde iban a relacionarse y descansar.

Por normal general, se distribuyeron de la misma forma que las termas romanas. Primero pasaban a un vestuario y de ahí, a las salas de agua fría, templada y caliente donde se situaba el horno de leña que creaba una especie de sauna y repartía el calor por el suelo a través de una serie de tuberías de cerámica. La sala más amplia siempre era la de agua templada dado que era donde más tiempo pasaban, era la sala de reunión.

El ornamento era a base de paredes enlucidas con zócalos de azulejos con formas geométricas o placas de mármol, todo dando un aire sencillo y sereno de relajación. La ventilación e iluminación a su vez era discreta con tragaluces cerrados con vidrios de colores creando un cielo estrellado. A modo de curiosidad, fueron prohibidos por la reina Isabel la Católica debido a la mala fama que adquirieron los baños en aquella época.

En la actualidad, Córdoba cuenta con varios ejemplares. Destacaremos algunos de ellos como el yacimiento arqueológico perteneciente a los baños árabes de época califal los cuales formaban parte del antiguo Alcázar Andalusí o palacio califal. Se encuentran justo enfrente al Alcázar de los Reyes Cristianos, en la plaza Campo Santo de los Mártires.

Como información de interés, hay que tener en cuenta que los lunes los baños del Alcázar califal cierran sus puertas. El horario general es de martes a viernes de 8:30 a 20:15, los sábados de 8:30 a 16:00 y, los domingos y festivos de 8:30 a 14:00. La tarifa general es de 2,50€; de 0 a 13 años, la entrada es gratuita; para estudiantes hasta los 26 años el precio es de 1,25€. Y un dato que seguro que será de su agrado es que los jueves a partir de las 18:00 hasta cierre es gratis (salvo festivos).

De los baños públicos de época islámica son los famosos baños árabes de Santa María, del siglo XI, ubicados en la famosa judería de Córdoba. Se conservan de forma excepcional y hoy en día puedes contemplar un espectáculo flamenco dentro de los mismos en Arte y Sabores de Córdoba.

En cambio si lo que quieres es disfrutar de unos relajantes baños árabes, Hammam Al-Andalus es el lugar idóneo. Se sitúa en la calle Corregidor Luis de la Cerda, nº51. Un lugar espectacular que en cuanto traspasas sus puertas te trasladas al exótico Oriente.

El Hammam, además de contar con las tres salas generales cuenta en su recorrido con la sala de vapor, una sala de reposo y una sala de piedra caliente, un ritual tradicional que se realizaba en Al-Andalus. Asimismo, cuenta con una carta de servicios muy amplia.

Comments are closed.