logo

Málaga en época fenicia

Malaka o mlk fue un asentamiento fenicio ubicado en la península ibérica de la costa sur, y es lo que actualmente conocemos como la ciudad de Málaga. Los actos y actividades de los fenicios dejaron grabadas en Málaga huellas imborrables, junto con una modificación del territorio que sigue presente en la actualidad, convirtiéndola en una de las ciudades más antiguas de toda Europa.

Durante su asentamiento los fenicios no se ciñeron únicamente al comercio, sino que también desarrollaron una importante agricultura comercial de gran nivel, sobre todo de cultivo de vio; además de una actividad industrial y metalúrgica de calado.

Debido a esta fuerte actividad económica, en el terreno se produjeron grandes cambios que conllevaron al fin de la imagen de la desembocadura del Guadalhorce entre los siglos IX y VI antes de nuestra era. ¡Quédate con nosotros si quieres conocer mucho más sobre Málaga en época fenicia, algo que cambió para siempre dicha ciudad! No te arrepentirás.

 

Historia de la Málaga fenicia

La civilización de los fenicios era proveniente de la zona del Líbano y de Siria. Debido a la carencia de tierras fértiles, dicha civilización se orientó especialmente en las actividades marinas. Con el paso de los años y gracias al perfeccionamiento de estas actividades, los fenicios consiguieron navegar grandes distancias.

A causa de sus largas travesías, los fenicios fueron dejando un importante legado a lo largo de todo el Mediterráneo, convirtiéndose en los más importantes comerciantes de la antigüedad. Con el transcurso del tiempo, estas rutas comerciales fueron resultando en asentamientos, en los cuáles no sólo se abastecían de materia prima, sino donde también la procesaban.

En la actualidad no hay demasiados restos de su presencia, y es por ello por lo que los pocos que se pueden encontrar son considerados tan importantes en toda Andalucía. Sigue leyendo y conoce mucho más acerca de los fenicios y de Malaka.

Los actos y actividades de los fenicios dejaron grabadas en Málaga huellas imborrables, junto con una modificación del territorio que sigue presente en la actualidad

Malaka y su historia

Uno de esos asentamientos fue Malaka, en donde fundaron una factoría. Por aquel entonces, se encontraba allí asentado otro poblamiento de bastetanos, los cuáles eran provenientes de la península ibérica, y cuya industria estaba dedicada únicamente a la salazón y a la producción de tinte púrpura. Tras el asentamiento de los fenicios, Malaka se convierte en un lugar floreciente que disfrutaba incluso de su moneda propia.

En los inicios este asentamiento estaba situado a los pies de la ladera del monte Gibralfaro, ya que su bahía natural ofrecía un buen puerto para sus embarcaciones. Tras la llegada de los romanos a la península, Malaka siguió prosperando, pues no hubo conflicto alguno y se le otorgó autonomía del imperio, pudiendo conservar su cultura y sus tradiciones.

Con el paso del tiempo, la ciudad se fue romanizando hasta alcanzar a convertirse en municipio. Asimismo, integraron construcciones romanas y se produjo una ampliación del puerto, entre otras cosas.

Tras el asentamiento de los fenicios, Malaka se convierte en un lugar floreciente que disfrutaba incluso de su moneda propia.

El antiguo estuario del Guadalhorce

Por aquel entonces, la desembocadura de este notable río contaba con el aspecto de un estuario, en el que emergían un conjunto de islotes. Algunos de ellos tenían tal tamaño que tornaron a ser los primeros refugios para el desarrollo de la cultura fenicia. Sin embargo, debido a la forestación, la erosión y un conjunto de riadas se encargaron de acabar con el estuario en relativamente poco tiempo, hasta dejarlo con el aspecto del que cuenta en la actualidad.

Los restos más antiguos de origen fenicio presentes en la bahía de Málaga datan del siglo IX y tuvieron lugar a la misma vez que otros asentamientos localizados en lo que hoy es la ciudad de Huelva, convirtiéndose ambos en los asentamientos más antiguos de la península Ibérica.

 

Yacimiento del Cerro del Villar

Muy cerca del asentamiento de Malaka se encontraba el asentamiento del Cerro del Villar. Era otra importante ciudad fenicia en Málaga, datada en el siglo VIII y localizado en otro islote del estuario del Guadalhorce.

Este era un asentamiento mucho más consolidado que contaba con una estructura urbana moderna.  Esto hace pensar que quizás el origen de las tramas urbanas no se encuentre tanto en los griegos sino en los fenicios.

Hay investigadores que afirman que el objetivo de los fenicios era establecer relaciones con el mundo local; algo que se puede demostrar viendo lo bien que funcionaron esos primeros contactos que tuvieron con la población local.

 

Estructura de calles y tiendas abiertas al exterior

Este asentamiento contaba con calles de hasta 5 metros de ancho, grandes casas residenciales, talleres de metalurgia y alfareros, tiendas abiertas a la calle, zona portuaria, etc.

Sin embargo, al contrario que Malaka, el asentamiento del Cerro del Villar fue destruido años más tarde de la fecha en la que data debido a un evento destructivo de origen marino. No se sabe con exactitud si la catástrofe fue debida a un tsunami o a un fuerte temporal de Levante.

 

El primer polígono industrial de Málaga

Una vez que la zona se recuperó de la catástrofe, se empezó a observar un asentamiento de carácter industrial más que residencial. Fue en ese entonces cuando los fenicios crearon el primer polígono industrial de Málaga.

Comenzó a tomar protagonismo el asentamiento de Malaka, asentado justo donde hoy se encuentra el centro de la ciudad de Málaga.  Dichos restos pueden llegar a verse en la capital malagueña en ciertos edificios emblemáticos de la ciudad. Por ejemplo, el Rectorado de la Universidad de Málaga es el edificio en el que se encuentran los restos fenicios más antiguos de la ciudad de Malaka.

 

Malaka el asentamiento más emblemático de la bahía de Málaga

Este asentamiento supuso la base para el desarrollo de la ciudad que conocemos hoy en día. La prosperidad de Malaka fue en parte gracias a la destrucción de Centro de Villar. A partir del año 600 Malaka ya que cuenta con un gran protagonismo y que dispone de una gran muralla y de un gran puerto.

Esta ciudad se convierte en un destacado lugar de comercio, donde la salsa de pescado pasa a ser su producto comercial por excelencia. Asimismo, el cultivo de vid para producir uvas y vino es otro de sus fuertes.

Los fenicios no se ciñeron únicamente al comercio, sino que también desarrollaron una importante agricultura comercial de gran nivel, sobre todo de cultivo de vio, además de una actividad industrial y metalúrgica

En Oway Tours puedes disfrutar también de la siguiente alternativa:

Nuestros tours más solicitados

Artículos relacionados

Ronda es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia malagueña Todos los turistas que la visitan terminan completamente enamorados de ella y es

Es cierto que lo más atrae a los visitantes a Málaga son sus playas el sol el ambiente la diversión y el mar azul Pero esta ciudad

Sevilla es maravillosa no solo por todos sus monumentos sus lugares con encanto sus rincones escondidos o su arte y cultura que hará que no te puedas