logo

Museo de Bellas Artes de Córdoba

Córdoba es una ciudad que posee un patrimonio cultural y artístico que causa envidia al resto de las ciudades andaluzas. 

La ciudad deslumbra con su arte, su gastronomía o el sentimiento de familia que se percibe en sus calles. Teniendo en su poder monumentos declarados Bien de Interés Cultural, podrás visitarlos y ver el por qué esta ciudad es tan importante. Si lo complementas yendo a la gran oferta de museos que posee, comprenderás que Córdoba es más que una ciudad bonita. El arte de Córdoba es digno de ser uno de los mejores del mundo.

Y es que ser amante del arte es fácil en Córdoba ya que gracias al museo de bellas artes que tiene esta ciudad disfrutarás y apreciarás las diferentes obras pertenecientes a distintos siglos, destacando entre ellas obras como las de Bartolomé Bermejo, Luis de Morales o el escultor cordobés Mateo Inurria. De hecho el mismo edificio es una visita prácticamente obligatoria, con su patio lleno de hermosos naranjos y una impresionante escalera de estilo barroco. Además, si te gusta este museo, te encantará la Visita Guiada Alcázar de los Reyes Cristianos que tenemos, ya que rebosa cultura al igual que el museo.

El museo actualmente alberga tanto exposiciones temporales como exposiciones permanentes, por lo que experimentarás una sensación de viaje en el tiempo constante.

Historia sobre el Museo de bellas artes de Córdoba

El Museo de bellas artes de Córdoba, fue inaugurado en el año 1862 y surge debido a la Desamortización de Mendizábal en dicho año, que surge por la eliminación de distintas congregaciones religiosas y a la apropiación de los bienes por parte del Estado. Con todo esto, se crearon unas Comisiones Artísticas y Científicas cuyo objetivo principal era la gestión del patrimonio requisado y su salvaguarda en museos y bibliotecas, y así poder albergar el patrimonio artístico y documental del lugar. Podemos decir por tanto que el origen de sus colecciones se encuentra en los bienes que proceden de los diferentes conventos desamortizados. 

Cabe destacar que anteriormente el museo se ubicaba en el antiguo edificio del Hospital de la Caridad de Nuestro Señor Jesucristo en la famosa Plaza del Potro y cuyo objetivo era curar y atender a personas que no tenían muchos recursos o estaban enfermas o heridas.

A todas las colecciones que estaban, se incorporaron a finales del siglo XIX bienes gracias a donaciones, adquisiciones y depósitos. Una figura importante a destacar es la de Enrique Romero de Torres que crea la Sección de Arte Moderno compuesta por obras de artistas contemporáneos. 

También existen varios momentos importantes a destacar, como es el caso de la donación de la colección de Ángel Avilés Merino en 1924 o el depósito por el Ayuntamiento del legado de la viuda del escultor Mateo Inurria en 1942, y es que en el siglo XX hubo grandes movimientos de donaciones y depósitos en el museo. En estos años también se lleva a cabo los depósitos del Museo del Prado, del Museo de Arte Moderno y de la Diputación Provincial, aparte de los de la Iglesia y de particulares.

Llegando más a la actualidad, desde el año 1984, el Museo de Bellas Artes de Córdoba es de titularidad estatal gestionado por la Junta de Andalucía. Este museo comparte recinto con el Museo de Julio Romero de Torres, que está gestionado por el Ayuntamiento de Córdoba y que antiguamente era un anexo del Museo de Bellas Artes de Córdoba, que se creó debido a la muerte en 1930 de Julio Romero de Torres. También se encuentra compartido la antigua vivienda conocida como Casa de los Romero de Torres aunque este está cerrado al público excepto en el mes de Mayo gracias a la Fiesta de los Patios de Córdoba.

El museo, por lo tanto, tiene una gran cantidad de colecciones que están compuestas por obras muy diferentes entre sí, y que se encuentran ubicadas en el tiempo entre los siglos XIV y XX. 

Museo Bellas Artes Córdoba

Las salas del Museo de bellas artes de Córdoba

El Museo de Bellas Artes de Córdoba posee seis salas, además de la Casa Romero de Torres. A excepción de la Sala I que corresponde a la Sala de Dibujos y Estampas y esta tiene un carácter temporal, las demás se recorren desde la planta alta a la baja para así poder explicar de una mejor manera la evolución cronológica (del siglo XIV al XXI) de las colecciones que se muestran. La duración aproximada de la visita está entre 40 y 60 minutos.

En estas seis salas podrás encontrar artistas muy representativos de la ciudad de Córdoba con Juan de Mesa y Mateo Inurria como protagonistas, entre otros. Perderse por cada una de las salas y contemplar y admirar las obras más representativas de los artistas cordobeses es una sensación que debe ser experimentada por todo el mundo, y hará que cada céntimo invertido en la entrada valga la pena.

Sala del museo de bellas artes Córdoba

La Sala I

Esta es la sala que abre el recorrido y es de carácter temporal debido a la acción degradante que sufren las obras debido a la luz, por lo que se debe acondicionar la sala con el objetivo de poder presentar las obras con la máxima garantía de seguridad y conservación posible. Todo esto hace que se rote periódicamente exposiciones que normalmente presentan una unidad temática.

La Sala II: Arte cordobés medieval y renacentista

La segunda sala se encuentra ubicada temporalmente entre los siglos XIV y XVI donde arranca la denominada «escuela primitiva cordobesa» teniendo a Pedro de Córdoba, Pedro Romana y Alejo Fernández como los artistas más representativos. En esta sala se exhiben una gran cantidad piezas muy hermosas como el San Nicolás de Bari de Pedro de Córdoba, el Retablo del Maestro de la Flagelación procedente del desaparecido Hospital de Antón Cabrera o el famoso Cristo atado a la columna con San Pedro y donantes de Alejo Fernández.

La Sala III: Arte manierista cordobés

Dedicada en exclusiva a este tipo de arte, esta sala nos enseña obras de artistas locales que llegaron a enlazar con el naturalismo del siglo XVII. Pablo de Céspedes, Juan de Peñalosa, Antonio Mohedano o Cristóbal de Vela Cobo son el ejemplo perfecto de artistas locales más representativos.

Hay que ponerle el ojo a La Asunción de la Virgen, obra del baenense Juan de Peñalosa y que es originario de la Iglesia del antiguo Hospital San Sebastián. Es de especial interés porque el autor nos quiere enseñar una composición destacada con un excepcional rompimiento de gloria.

La Sala IV: Arte Barroco cordobés

Su propio nombre indica que en esta sala nos muestra las obras de los pintores cordobeses más representativos en los siglos XVII y XVIII. Lo más representativo y lo que más destaca es la figura principal Antonio del Castillo Saavedra con varios lienzos entre los que se encuentran el llamado Calvario de la Cárcel, El bautismo de San Francisco o La imposición de la casulla a San Ildefonso. También es importante destacar la presencia de Juan Valdés Leal gracias a su Virgen de los plateros o a Juan de Alfaro y Gámez, con obras como el Retrato de Bernabé Ochoa de Chinchetru y El nacimiento de San Francisco de Asís.

La Sala V: Arte cordobés de los siglos XVIII y XIX

Comenzando en el barroco dieciochesco y finalizando en el realismo de finales del siglo XIX, la sala te permite experimentar este gran periodo. La sala empieza mostrando obras de José Cobo de Guzmán como el Ángel de la guarda y El nacimiento de San Pedro Nolasco y sigue con las de Antonio Palomino y Velasco, que han tenido tanta importancia en el arte español en este tiempo. Obras como Inmaculada perteneciente al Museo Nacional del Prado, un Salvador o una Huída a Egipto destacan en esta sala.

Si hablamos del siglo XIX, el conjunto de obras de Rafael Romero Barros con el Bodegón de naranjas o Chicos jugando a las cartas son muy importantes y tratan de que el espectador vea y experimente todos los géneros que el artista tocó. También Rafael Romero de Torres con El albañil herido y Colón saliendo de la Mezquita es un artista clave de este periodo. 

La Sala VI: Arte cordobés del siglo XX

La sala dedicada al arte cordobés del siglo XX está protagonizada por la obra de Mateo Inurria Lainosa, teniendo obras de todas las etapas de su trayectoria artística. Este escultor cordobés llegaría a obtener un gran reconocimiento gracias a piezas como Un náufrago, Séneca o Lagartijo.

Justo al lado de la escultura, es importante apreciar la pintura cordobesa ya que también nos enseña una evolución que comienza con la obra de Julio Romero de Torres con Mal de amores, Bendición Sánchez o Pereza andaluza para finalizar presentando otras de Cristóbal Povedano, Equipo 57, Pepe Morales, entre otros grandes artistas cordobeses.

Precios y Horarios de visita

El horario para acceder al museo es diverso. Todos los lunes el museo se encuentra cerrado, excepto los lunes que son víspera de festivo, donde se abrirá con horario de festivo independientemente de la época.

Hay varias fechas a tener en cuenta respecto a los horarios, que es desde el 1 de Septiembre al 30 de Junio, de martes a sábado se abre el museo de 9:00 a 21:00, y el domingo y festivos se abrirá de 9:00 a 15:00. Todos los días festivos se encontrará abierto con total disponibilidad.

La otra fecha sería del 1 de Julio al 31 de Agosto, abriendo el museo de martes a domingo de 9:00 a 15:00.

Respecto a fechas de cierre, el museo cerrará el 1 y el 6 de enero, el 1 de mayo y el 24, 25 y el 31 de diciembre. 

El precio para poder acceder al Museo Arqueológico de Córdoba es gratuito para todos los ciudadanos que estén acreditados en la Unión Europea. Si proceden de otros países, el precio es de 1’5€. 

Fachada museo bellas artes Córdoba

Cómo llegar al Museo de bellas artes de Córdoba

El Museo de bellas artes de Córdoba se encuentra situado en la Plaza del Potro, que es uno de los lugares más icónicos de la ciudad. A esta plaza podemos acceder con suma facilidad, ya que está al lado del Paseo de la Ribera, calle donde está el famoso río Guadalquivir. 

Sin embargo, si aún así te encuentras perdido, la dirección exacta es la siguiente: Plaza del Potro, 1, C.P. 14002, Córdoba.

Si quieres ir en transporte público, el autobús es la mejor opción pudiendo coger la línea de autobuses 3, 4, 7 y 16, dejándole muy cerca del museo. Sin embargo, si quieres ir en transporte privado tiene mayor dificultad debido al escaso aparcamiento cercano. Se recomienda en tal caso aparcar en el Centro Comercial El Arcángel que es el aparcamiento público más cercano y con menor dificultad para aparcar al ser bastante grande, estando a unos 10-15 minutos del museo andando.

Fuente del Potro y Museo Córdoba

Si vas a visitar este fantástico museo, no dudes en ir a otros lugares emblemáticos de la ciudad de Córdoba gracias a las mejores visitas guiadas que poseemos:

Nuestros tours más solicitados

Artículos relacionados

Ronda es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia malagueña Todos los turistas que la visitan terminan completamente enamorados de ella y es

Es cierto que lo más atrae a los visitantes a Málaga son sus playas el sol el ambiente la diversión y el mar azul Pero esta ciudad

Sevilla es maravillosa no solo por todos sus monumentos sus lugares con encanto sus rincones escondidos o su arte y cultura que hará que no te puedas