¿Qué visitar en Córdoba? La Calleja de las Flores, un lugar con encanto 

28 mayo, 2019
Teatro falla Cádiz
Gran Teatro Falla de Cádiz | Orgullo gaditano y sede del carnaval 
28 mayo, 2019
Las Setas en Sevilla | Un mirador para un atardecer mágico
4 junio, 2019

Macetas donde cuelgan cascadas floreadas con el blanco nuclear de la pared como lienzo. Una vista privilegiada de la torre de la Mezquita-Catedral. Pequeños santuarios aquí y allá. Una fuente inesperada...es tan solo la carta de presentación de la calleja de las Flores-en pleno barrio de la Judería. Una apacible calleja estrechita y sinuosa que, a pesar de conformar una de las estampas más típicas de la ciudad, todavía guarda su esencia original-locales que se sientan a disfrutar del fresco vespertino en verano, o a ver la vida pasar en un banco con el rumor de la fuente como mantra.

Porque así es la calleja de las flores, el perfume de Córdoba concentrado en unos pocos metros.

El alma de Córdoba en una sola calle

Un pequeño capital de avispero desgastado y ubicado en un rinconcito, marca el inicio de la Calleja de las Flores, un lugar que, a pesar de encontrarse repleto de referencias e iconos de la ciudad, conforma un oasis de paz donde disfrutar de una vista privilegiada a la torre de la Mezquita-Catedral, la hija predilecta de la ciudad.

Una pequeña callejuela que desemboca en una plaza vecinal, donde destaca la casa del portal número 2, donde no pasan los años ni el ajetreo de la vida moderna incide en su ritmo tranquilo.

¿Qué te encontrarás en la Calleja de las Flores?| Destacados

  • Una mar de macetas colgantes que, en mayo, eclosionan para ofrecer una explosión de aromas y vida
  • Antiguas casas que se han convertido en tiendas de souvenirs
  • Plaza con la fuente obra de Rafael Bernier| La calleja remata en esta plazoleta vecinal, que con planta ortogonal ofrece un pilón perfecto para quien quiera sentarse a descansa.
  • Columna herencia de la época romana| Y en esta misma plaza de alza en el centro una columna de granito, de los tiempos del Emperador Adriano
  • El suelo típico cordobés a base de cantos rodados
  • Dos arquillos medio punto que marcan el punto medio del recorrido
  • El impresionante encalado blanco de los muros de las viviendas
¿Sabías que...? La calleja de las flores fue declarada en 1994 Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO


Una experiencia con los cinco sentidos

La Calleja de las Flores siempre ofrece experiencias distintas, según la hora del día, la época y la suerte que se tenga: es un escenario camaleónico, racial o relajante, todo depende del momento, o ¿por qué no? Todo a la vez.

Así, puede ser el lugar perfecto para descansar después de un día de paseo, para –si coincide-deleitarse con los acordes de una guitarra o disfrutar el juego de luces y sombras para plasmarlas en una fotografía.

Calleja de Flores, de alma y encanto. Mi Córdoba querida y sus múltiples mantos que cubren mi ser de paz y encuentro con el lugar que me vio nacer-Anónimo
Como verás, Córdoba es como un museo al aire libre. Sus callejuelas y plazas te transportarán a épocas pasadas y al alma más racial de Andalucía. Dejarse llevar para encontrarse. Eso es Córdoba.

¿Te atreverás a descubrir la ciudad de las tres culturas?

VISITAS GUIADAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Comments are closed.