El Teatro Romano de Málaga

Málaga tiene su exponente más significativo de la ciudad romana de Malaca en su teatro. Es un edificio lúdico y político, idóneo para la puesta en escena del poder y la jerarquía social. Construido junto al puerto y a los pies de la colina, lo que le ha hecho ser de construcción mixta. Aprovecha parte de la ladera y se levanta una grada artificial que permite la instalación de gradas. Sus dimensiones y características son muy similares a las propuestas por Vitrubio, un modelo clásico muy similar a los de la Bética.

Fue edificada por Augusto y utilizado como teatro hasta el siglo III. Se destinó a cementerio en el siglo V y VI, y posteriormente surtió con sus materiales la reestructuración de la Alcazaba. Tras permanecer oculto durante siglo, el teatro se descubrió en 1951 y complementa la oferta cultural de Málaga.

Información sobre el Teatro Romano de Malaga

Historia del Teatro Romano de Málaga

Con la segunda guerra púnica, Málaga es conquistada por los romanos a los cartaginenses en el 218 a.C. El teatro fue construido en tiempos de Julio César Augusto, en el siglo I d.C. El emperador Vespasiano concedió a Malaca la Lex Flavia Malacitana, lo que convertía a la ciudad en municipio de derecho latino. Aprovechando la fisonomía urbana y su cultura levantaron toda una gran ciudad que se surtía de las influencias que su proximidad al mar le ofrecía, convirtiéndola poco a poco a imagen y semejanza de las romanas. Se construyen espacios públicos como las termas, edificios administrativos y de espectáculos. 

Es entonces cuando se construye el teatro, lugar donde se representaban diferentes tipos de obras dramáticas, pero que a su vez servía al emperador para su propaganda. El teatro de Malaca caerá en desuso a mediados del siglo III d.C., cambiando su entorno por grandes piletas que servían a la industria de las salazones. En las piletas se conservaba el pescado con una salsa hecha con las vísceras de pescado, esta es conocida como garum. Podemos encontrar cerca del teatro una pirámide de cristal en la que se permite visualizar dichas piletas, que a partir del siglo V servirían como lugar de enterramiento. 

Los teatros eran lugares de entretenimiento fundamentalmente, de ahí que su configuración espacial permita la buena audición y visualización de la escena representada. Las gradas tienen 31 metros de radio y una altura de 16 metros. El escenario se cubría de una gran bóveda de cañón. A día de hoy se conservan tres grandes partes del teatro, la cavea, la orchestra y el proscaenium, La cavea es el graderío semicircular destinada al asiento de los espectadores Esta se divide en varias zonas a las que se podía acceder mediante pasillos y vomitorios. La orchestra, es el graderío más cercano al escenario donde se sentaban las autoridades y actuaba el coro. El proscaenium es el escenario, lugar de actuación. 

En el siglo V, su uso como mantenedor de pescados, pasó al de cementerio. Sus grandes pilas y su proximidad al mar, permitió que además de contar con los habitáculos para los restos óseos de los fallecidos, estuviese cerca de la costa facilitando la oxigenación del espacio.

Durante años se ocultó por el edificio que ocupaba la Casa de la Cultura, construida entre 1940-1942. En estas primeras obras se descubrieron partes del teatro, para pasar a la demolición definitiva de la Casa de la cultura en los planes del programa cultural de 1992. En 2010 se levantará el centro de interpretación del teatro romano que nos dará acceso a convertirnos en todo un romano de la época. 

historia del teatro romano de malaga

Curiosidades sobre el Teatro Romano de Málaga

El garum o garo, que hemos comentado que era una salsa de pescado hecha con las vísceras del mismo, tenía diferentes usos en la antigua Roma. Alimento afrodisiaco, aliño para comidas, o mascarilla para mejorar la piel. 

Los teatros romanos heredaron los rasgos fundamentales de los griegos. Todas las partes que hemos descrito tienen su precedente en las fuentes griegas, que por el uso característico de la madera en sus construcciones no nos han llegado. Los romanos también construyeron en madera, hasta que en año 52 a.C., Pompeyo construyó el primer teatro en piedra, pasando a ser el material predilecto para darle al edificio la magnificencia de su poder. 

curiosidades sobre el teatro romano de malaga

Horarios para visitar el Teatro Romano de Málaga 

Podemos visitar el teatro romano y su centro de interpretación de martes a sábado de 10.00 a 18.00 horas, y los domingos y festivos de 10.00 a 16.00 horas. Los días que permanece cerrado al público son los lunes y los días 1 y 6 de enero, 1 de mayo, y 24, 25 y 31 de diciembre.

horarios de visita del teatro romano de malaga

Precios para para visitar el Teatro Romano de Málaga

El acceso al teatro y su centro de interpretación es totalmente gratuito. No permite el acceso a mascotas. Tampoco se puede comer o fumar dentro de las instalaciones.