logo

Historia de Granada

Una de las mejores formas de conocer una ciudad es entendiendo su pasado histórico, ya que marca de forma muy directa los edificios y restos que podemos observar en nuestros días pero también las relaciones sociales y culturales que en ella se establecen. A continuación te explicamos la evolución de Granada, un municipio marcado por una historia convulsa llena de conquistas y guerras.

Edad Antigua

Nadie conoce el origen exacto de Granada ya que la única información que ha pervivido tiene una naturaleza mítica y legendaria. Segundo estas la ciudad sería fundada por Garnata, descendiente de Noé, o por una hija de Hércules. De forma más rigurosa sólo se puede especular que su creación se daría sobre el siglo VII a.C, por parte de la tribu íbera de los Túrdulos, con el nombre de Ivherir o Ilturir y que se situaría en la colina de San Nicolás.

Posteriormente, sobre los siglos IV y III a.C, la población, ahora llamada Ilibiris, estaría controlada por los cartagineses que la perderían durante la Segunda Guerra Púnica. Dicha guerra es el conflicto bélico más famoso de los producidos durante la enemistad que enfrentó a Roma y Cartago por el control del Mediterráneo occidental. La hostilidad militar duró desde el año 218 a. C., cuando Roma declara la guerra por el ataque a Sagunto, hasta el 201 a. C., cuando los comandantes cartagineses Aníbal y Escipión firman la rendición. El municipio, ya plenamente romano, se situaría entre los barrios de la Alcazaba y el Albaicín, alcanzando parte de la colina de la Alhambra. 

soldados edad antigua historia de granada

Edad Media

Con la caída del imperio las poblaciones dependientes del mismo pasarían a ser invadidas por distintos contingentes bárbaros. En el caso del territorio peninsular este acabaría siendo controlado por los monarcas visigodos. Nuevamente tenemos una deficiente cantidad de documentación lo que hace difícil hablar de este período. Lo que si se puede decir es que la desmantelación de las redes romanas hizo que muchas localidades desaparecieran congregando a la población en los municipios que pervivieron, como es el caso de Ilibiris. Es decir, que sufriría un incremento demográfico unido con una mayor importancia militar. Por estos tiempos el topónimo de Granata solamente hacía referencia a un barrio más de Ilibiris, cuyos habitantes eran mayoritariamente judíos. 

En el siglo VIII los musulmanes llegan a la península ibérica y fundaron el emirato de Córdoba regido por los omeyas. En este momento Granada no era una territorio especialmente importante ni atrayente. De hecho, fue concedida como botín de guerra a un regimiento sirio ya que estos habían llegado tarde al reparto. Los mejores premios ya fueran repartidos y el destacamento se tuvo que quedar con una zona en la que poco o nada debía quedar de la vieja Ilibiris, que probablemente fue destruida. Es más los sirios se asentaron en Elvira, de la cual ahora solo queda un yacimiento arqueológico.

No es hasta a su abandono, en el 1010 , cuando volverían a la zona de la actual Granada. El traslado se produce por la caída del estado fundado por Abderramán III y conocido como el Califato de Occidente. El Califato supuso el final del emirato independiente creado en el 756 y aunque fue el período de máximo esplendor de Al-Ándalus acabó dividido en diferentes reinos de taifas. Uno de ellos fue el Reino zirí de Granada es aquí cuando realmente se constituye Granada como un asentamiento plenamente urbano y próspero. Es decir, que la ciudad en realidad es fruto de un diseño exclusivamente musulmán y que data del siglo XI. Los ziríes aguantarían en el poder hasta el 1238 cuando una vez más la localidad granadina cambiaría de manos.

Hasta este momento el municipio había ganado cada vez mayor relevancia, siendo cabeza de las  distintas administraciones políticas. De esta forma, cuando Ibn al-Ahmar funda su propia dinastía, y consecuentemente el reino Nazarí, toma como capital Granada. En realidad originalmente el poder residía en Jaén pero eso duró muy pocos años. El nuevo estado poseía una situación geográfica que le permitió desarrollar un intenso comercio con los reinos cristianos, los musulmanes y los genoveses.

La llegada de riquezas procedentes de tantos territorios permitió que sus gobernantes pudieran acometer el coste de la construcción de la Alhambra. También la ubicación estratégica que  mantenían hizo posible que fueran el último reino en ser conquistado por los cristianos. La corona de Castilla mantuvo una guerra constante, ganando cada vez más territorios, hasta que en 1492 Boabdil, el último rey musulmán, se vio obligado a claudicar ante los Reyes Católicos.

columnas edad media historia de granada

 

Edad Moderna

Pocos fueron los cambios que se produjeron en la ciudad durante los primeros años bajo reinado cristiano. La urbe estaba ya perfectamente estructurada y el obispo de Granada había decidido optar por una política de convivencia con la ya existente población musulmana. No obstante esta situación no gustó a la corona castellana que tenía una política mucho más radical en lo referente a la religión de sus súbditos. Con este motivo cambiaron al anterior obispo por Francisco Jiménez de Cisneros que, como confesor de la reina, tenía unas ideas mucho más próximas a las de los monarcas.

Esta substitución cambiaría la vida de los habitantes por un tiempo mucho más convulso marcado por la actuación de la Inquisición. Esta nueva política generó toda una serie de revueltas, sobre todo de la población vecina del Albayzín. La más famosa fue la rebelión de las Alpujarras, en 1568, en la que se intentó recuperar el reino de Granada. El único resultado que obtuvieron fue que finalmente se expulsase de forma definitiva a los moriscos. Las nuevas relaciones no solo se dejaron ver en estas interacciones más directas si no que también tuvieron su contrapartida simbólica. Durante este período se modificó la estructura urbana convirtiendo a Granada poco a poco en una ciudad de tipo conventual.

Para ello se ocupo aquellos lugares que habían sido relevantes para los musulmanes con edificaciones representativas del poder cristiano. Esto no solo se traduce en el levantamiento de conventos si no también en la edificación otros espacios como la Capilla Real, el Hospital Real, la Catedral, el Palacio de Carlos V o la Chancillería. Toda esta política tuvo toda una serie de efectos negativos para ciudad una brutal aunque el más grave fue la drástica pérdida demográfica. Esto produjo que ciertas áreas, como el barrio del Albayzín, sufrieran un alto grado de abandono y la práctica desaparición de actividades como el el regadío o el comercio de la seda. Granada no se recuperará de este impacto hasta la llegada de inmigrantes procedentes del rural ya en el siglo XVIII.

alhambra historia de granada

Época Contemporánea

Para el siglo XIX Granada era una ciudad que se había quedado paralizada en el tiempo. La trama urbana respondía a una población medieval lo que conllevaba problemas de movilidad y salubridad. Esto implicó la necesidad de toda una serie de cambios y la apertura de nuevas avenidas y bulevares. Desgraciadamente estas obras destruyeron parte de los restos históricos.

En general el patrimonio no lo pasó bien en este siglo. Buena parte del mismo se vio perjudicado por el expolio producido por la invasión francesa y la desamortización, proceso económico en el cual se expropiaron y vendieron los bienes y tierras en manos muertas. Aunque como contrapartida estos procesos comenzaron la modernización de la urbe. Además por aquellos tiempos comenzaron a llegar los primeros viajeros, de índole romántica, interesados precisamente en el pasado del municipio. El más famoso fue Washington Irving que además favoreció la llegada de más gente al publicar Cuentos de la Alhambra (1832).

Con todo Granada sería una ciudad de carácter bastante conservador lo que se pudo comprobar durante la Guerra Civil española (1936-1939). Aunque la mayor parte de Andalucía permaneció fiel al bando republicano Granada fue favorable al levantamiento. Esto propició alguno de los momentos más oscuros de su historia con las detenciones y ejecuciones políticas que se llevaron por delante a personajes tan conocidos como el poeta Federico García Lorca. Además la posguerra terminó por acabar con la industria azucarera granadina produciendo una caída de la economía local.

Afortunadamente la llegada de la democracia produjo un crecimiento y florecimiento de la ciudad. La gran cantidad de monumentos que aún conserva junto con la cercanía a zonas como Sierra Nevada, con una estación de esquí,  y la Costa Tropical la han convertido en un lugar perfecto para el turismo. 

granada edad contemporanea

Por otro lado si estás interesado en venir a Granada de visita, te puede interesar nuestras visitas guiadas en Granada, dónde podrás encontrar algunos de los siguientes tours:

Y más…

Nuestros tours más solicitados

Artículos relacionados

Ronda es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia malagueña Todos los turistas que la visitan terminan completamente enamorados de ella y es

Es cierto que lo más atrae a los visitantes a Málaga son sus playas el sol el ambiente la diversión y el mar azul Pero esta ciudad

El año tiene un montón de fiestas para celebrar en familia en convivencia con ilusión 8230 pero hay algo en la Navidad que se vive con más