Plaza de Toros la Malagueta

La Plaza de toros de La Malagueta acoge y celebra espectáculos taurinos desde hace más de 140 años. Es un punto de visita obligada si vas a la ciudad de Málaga, puesto que tiene una gran tradición histórica, goza de una presencia imponente dentro de la ciudad y es de gran belleza. Además, se encuentra en una zona céntrica de Málaga y, desde el verano pasado, alberga la función de Centro Cultural donde se celebran numerosos eventos y personajes célebres del mundo de la Literatura y las Artes celebran conferencias en este recinto mágico y especial. Por lo tanto, la Plaza de toros de La Malagueta puede convertirse en una visita de lo más interesante para todo tipo de público. Además, la plaza de toros alberga celebraciones de corte gastronómico desde hace algunos años, como es el caso de las ferias gastronómicas o “La Plaza Gastronomía”, en las que diversas empresas sacan degustaciones y tapas de productos típicos de la ciudad de Málaga. 

Informacion sobre la plaza de toros la malagueta

Historia de la Plaza de toros de La Malagueta

La Malagueta es una plaza de toros que se sitúa en la provincia de Málaga, concretamente en la zona que le da su nombre: La Malagueta, junto al Paseo de Reding. Su construcción se inició en el año 1847 de la mano del arquitecto español Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo, que también trabajó en el Mercado de Atarazanas, el Parque de Málaga y, fuera de la misma ha realizado obras como la casa consistorial del Ayuntamiento de Bilbao o el Teatro Arriaga.  

La inauguración de la plaza de toros se celebró el 11 de junio de 1876, con una corrida de toros protagonizada por los toreros Rafael Molina Lagartijo, Antonio Carmona y Luque, y Manuel Domínguez. Los planos del proyecto llevado a cabo por el arquitecto Rucoba, concretamente los de la estructura del edificio, los pilares y las balconadas, se conservan actualmente en la Real Cátedra Gaudí de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. No se sabe a ciencia cierta por qué los planos se conservan en Barcelona en lugar de en la ciudad de Málaga, aunque el resto de documentación sí se encuentra en la Diputación de Málaga. 

Durante los últimos meses de la Guerra Civil, en el año 1939, la gran saturación que existía en los campos de concentración para prisioneros de Málaga, que se ubicaban en la fábrica de La Aurora, llevó a que se utilizase la plaza de toros para cumplir esta función. Volvió a cumplir la función de prisión para detenidos en el año 1943, albergando a refugiados extranjeros que habían huido de Francia en la Segunda Guerra Mundial. 

En el año 1976 se declaró Conjunto Histórico-Artístico, justo en el centenario de su inauguración. Posteriormente, en el año 1981, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En la actualidad la titularidad de la plaza de toros pertenece a la Diputación de Málaga, ya que el Ayuntamiento de Málaga realizó una cesión de los derechos de posesión con el fin de pagar deudas que tenía con la Diputación. 

El estilo constructivo de la plaza de toros es el neomudéjar, y tras la reforma que se llevó a cabo en el año 2010, posee un aforo de 9.032 personas. El diámetro del ruedo es de 52 metros, y dentro de las instalaciones de la plaza de toros encontramos 4 corrales, 10 chiqueros, corraleta para los caballos, caballerizas, sala de toreros y enfermería. Además, dentro de sus dependencias se ubica el Museo Taurino Antonio Ordóñez. 

Este recinto es de temporada, y entre sus festejos más importantes podemos destacar las corridas de toros que se celebran en Semana Santa, llamadas Corrida Picassiana y Corrida de la Prensa, la corrida que se celebra en junio por la festividad de los Santos Patronos San Ciriaco y Santa Paula, los festejos de agosto por la feria, y las corridas de septiembre durante la festividad de la patrona malagueña, Nuestra Señora Santa María de la Victoria. 

Historia de la plaza de toros la malagueta

Horarios para visitar la Plaza de toros de La Malagueta

El Museo Taurino de Málaga “Antonio Ordóñez” abre de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00h. Sin embargo, está cerrado los sábados, domingos y los días festivos. 

horarios para visitar la plaza de toros la malagueta

Precios para visitar la Plaza de toros de La Malagueta

El precio general para todos los visitantes es de 1,80 euros, mientras que, para menores de 7 años, la entrada es gratuita. 

precios de visita la plaza de toros la malagueta

Cómo llegar a la Plaza de toros de La Malagueta

La Plaza de toros de Málaga se encuentra en pleno barrio de La Malagueta, es decir, prácticamente en pleno centro. Está a 15 minutos a pie desde la Plaza de la Marina y a unos diez minutos de la Catedral, por lo que ir a pie es una de las opciones más recomendadas si estás en el centro de la ciudad.

Por otro lado, sino estás alojado en una zona céntrica durante tu visita a la ciudad malagueña, hay numerosas líneas de autobús de la EMT que te dejarán en la parada Plaza de Toros, justo en frente de la misma. Las líneas que puedes coger para llegar hasta la plaza de toros son la línea 3, 11, 32, 33, 34 y 35.

como llegar a la plaza de toros la malagueta

Curiosidades sobre la Plaza de toros de La Malagueta

En el mes de agosto la Plaza de toros de La Malagueta alberga un gran evento anual, la Feria Taurina, que ofrece un amplio programa de corridas de toros y trae a grandes figuras del toreo. La corrida Picassiana celebrada en Semana Santa es muy destacable, y es especialmente llamativa porque los toreros llevan trajes de luces inspirados en la práctica artística, la visión y las formas deudoras del célebre pintor malagueño Pablo Picasso. 

Se ofertan numerosas visitas guiadas que incluyen la Plaza de toros de La Malagueta dentro de su itinerario, y pueden resultar de gran interés para los visitantes. Algunas de las más solicitadas son, por ejemplo, los recorridos históricos por Málaga en segway que, además de incluir la plaza de toros, también pasan por otros monumentos de gran interés, como el Castillo de Gibralfaro o el Teatro romano de Málaga, y puede resultar especialmente atractivo para los más pequeños. 

Durante sus más de 140 años de existencia, la plaza de toros ha sufrido numerosas modificaciones con la intención de reforzar la estructura de esta, y se han transformado también sus edificios adyacentes. Entre los años 1930 y 1940 se modificó la fachada pintándola en blanco con una capa de mortero. Durante los años 60 se ampliaron los corrales y, en los 70, se reforzó estructuralmente. 

Desde estas últimas restauraciones el deterioro de la plaza de toros ha sido progresivo, y la Diputación ha tenido que invertir una gran carga económica para su mantenimiento. El proyecto de rehabilitación de la Plaza de toros de La Malagueta ha consistido en dos fases y la inversión económica ha sido de 5,3 millones de euros. Se ha realizado una limpieza e impermeabilización de las gradas en la primera fase, se ha rehabilitado la fachada, reforzado la estructura y se le ha dado un nuevo uso cultural en la segunda fase. Una vez concluidos los trabajos de restauración y conservación se ha dado lugar a un nuevo espacio cultural en La Malagueta, que pertenece al Centro Cultural La Térmica. 

El Centro Cultural que alberga la plaza de toros proviene de la Diputación y ha habilitado la plaza de toros de un centro de conferencias y eventos de dos salas, con un aforo de 200 espectadores. Un centro de arte de la tauromaquia, una zona de exposiciones temporales en la planta baja, y un área de exposición permanente, además de una cafetería-restaurante en la planta alta, son los servicios de los que ha sido dotada la plaza de toros con el fin de cumplir con su función de Centro Cultural. 

curiosidades sobre la plaza de toros la malagueta

Además, desde hace bastante tiempo, la Plaza de toros de La Malagueta alberga “La Plaza Gastronomía”, una iniciativa en la que se dota a plaza de toros de una amplia oferta gastronómica a través de diversos puestos de comida que se habilitan en todas las instalaciones. Además, también se celebra la “Gran Feria Sabor a Málaga” durante el mes de diciembre, comenzando a las 12:00 y terminando a las 21:00h. Durante estas celebraciones se pone de manifiesto la cultura gastronómica malagueña y se ofertan numerosos platos y productos típicos de la ciudad que los visitantes reciben anualmente con gran alegría, y que supone un gran beneficio económico para Málaga, además de poner de manifiesto su riqueza, tanto cultural como gastronómica, y activa las pequeñas empresas locales de la ciudad dándoles visibilidad a través de sus magníficos productos que se reparten en degustaciones durante estas celebraciones.